El “Gran Hotel Humberto”, un icono de la arquitectura chiapaneca

60 años después de su fundación, el “Gran Hotel Humberto” cerró sus puertas momentáneamente.

La propiedad de don Humberto Esponda Chavarría se ubica en el corazón de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, específicamente en la Avenida Central esquina con Primera Calle Poniente #180, donde anteriormente se encontraba la ferretería “El Globo”, de don Carlos Seippel.

El 30 de julio de 1958 es la fecha exacta de su fundación, un momento histórico para la arquitectura de Chiapas, pues por muchos años fue el edificio más alto de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

El “Gran Hotel Humberto”, situado en el Barrio de Santo Domingo, vive en la memoria de los tuxtlecos, sobre todo su emblemático piso nueve, en donde se encontraba un bar que abrió en la época de los 80´s.

Además del piso nuevo, el “Gran Hotel Humberto” se hizo famoso por la cocina de su restaurante Magaly, ubicado en el “mezzanine”; llevaba este nombre por la hija mayor del dueño original.

Este hotel además de ser uno de los mejores de la época causó furor al ser el primero en traer las escaleras eléctricas a la ciudad y para su inauguración los propietarios trajeron al tenor Nicolás Urselain.

Este hotel, situado en el centro de la ciudad capital, albergó bodas, quince años, fiestas y eventos que viven en los corazones de los habitantes de Tuxtla Gutiérrez, ciudad que pese a los años no deja de apreciar a sus edificios de antaño.

En redes sociales se ha filtrado información de que el “Gran Hotel Humberto” ha cerrado sus puertas para siempre, sin embargo esto no ha sido confirmado por los propietarios, quienes al parecer no tienen pensado demoler el mítico edificio, el cual aparentemente está en remodelación.

Anuncios