Alertan sobre mayor radiación solar hasta la tercer semana de agosto

Durante la canícula las temperaturas podrían alcanzar de 34 y 38 grados en Chiapas.

Cada año en el sureste mexicano, en la segunda semana del mes de julio, la denominada canícula, se confirma con la reducción en las precipitaciones y un ligero incremento en los valores de la temperatura.

De acuerdo al jefe de Proyecto de Hidrometeorología de la Comisión Nacional del Agua en Chiapas, Rodrigo Guadalupe Paredes, “la canícula es un fenómeno astronómico que se repite cada año, tiene que ver con la ubicación que tiene nuestro planeta, en donde en la estación de verano más o menos intermedios, los rayos del sol inciden más perpendicular hacia el ecuador y por ende hacia la corteza terrestre, de modo que, la radiación es mayor”.

Los efectos climáticos inciden en la radiación solar, eso genera un calentamiento del suelo y del Océano Atlántico, además provoca una reducción en los campos de humedad y debilitamiento en la formación de nublados.

“Esto no quiere decir que en lo que resta del mes de julio y las primeras semanas de agosto no llueva, simplemente se reducen las precipitaciones, el efecto de la canícula tiene una duración de 40 días, inició a partir la segunda semana de julio y es probable que pierda efecto después de la tercer semana de agosto”, señaló el experto de la Conagua.

Estimó que no se esperan temperaturas muy extremas, como las que ocurren en el periodo del estiaje, durante la canícula las temperaturas podrían alcanzar de 36 y 38 grados en la región Costa y  34 a 36 grados, en la Depresión Central de Chiapas.

Pasando ese periodo las precipitaciones empezarán a recuperarse y se registrará una regulación en los valores de las temperaturas máximas.

Anuncios