Niños, víctimas inocentes de política de “Cero tolerancia” de Trump.

0

Dallas,  (Notimex).- La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza difundió un video y fotografías de un centro de procesamiento y detención de inmigrantes en McAllen, Texas, donde se observa a niños separados de sus padres, como parte de la política cero tolerancia en la frontera adoptada por el gobierno del presidente Donald Trump.

El video y las fotos muestran a docenas de niños de pie o sentados dentro de grandes jaulas hechas con cercas de metal en el interior de una bodega de unos cinco mil metros cuadrados, convertida en un centro de procesamiento y espera. Algunas personas fueron mostradas acostadas, cubriéndose con mantas.

El material fue difundido un día después de que varios periodistas y legisladores demócratas recorrieran la instalación de procesamiento cerca de la frontera entre México y Estados Unidos.

No se permitió a los reporteros llevar cámaras a las instalaciones ni entrevistar a nadie.

David Begnaud, periodista de la cadena de televisión CBS, invitado a recorrer la instalación, describió lo que observó en la edición del lunes del programa “CBS This Morning” y dijo que los inmigrantes permanecen separados dentro de la bodega en “jaulas” hechas con alambradas, que le recordaron cómo su padre guardaba a sus perros en casa.

La instalación es el primer lugar al que llegan los inmigrantes tras ser detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de ingresar ilegalmente a Estados Unidos y permanecen en el sitio por alrededor de 72 horas antes de trasladados a otros centros de detención de mayor estancia.

La Patrulla Fronteriza informó que casi 200 personas en la instalación eran menores no acompañados, mientras que 500 eran “unidades familiares” conformadas por padres e hijos.

En el sitio, las autoridades separan a los adultos que cruzaron la frontera ilegalmente y son acusados y encarcelados, apartándolos de sus hijos, en especial si estos son mayores de cinco años.

La apertura de la instalación a periodistas y legisladores, se da en el momento en que algunos sectores han expresado su indignación por la política de inmigración de “cero tolerancia” de la administración Trump que se anunció en abril pasado, bajo la cual todos los adultos detenidos tras cruzar ilegalmente la frontera son procesados y separados de sus hijos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó el pasado viernes que alrededor de dos mil menores habían sido separados de sus padres desde mediados de abril hasta finales de mayo.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, defendió este lunes la separación de niños de sus padres al señalar que las acciones ilegales tienen consecuencias.

En un discurso pronunciado en Nueva Orleans, ante la Asociación Nacional de Sheriffs, Nielsen hizo notar que, bajo las leyes actuales, algunos menores de edad de Canadá y México que ingresan al país de manera ilegal pueden ser repatriados pronto, pero no aquellos provenientes de otros países.

Con información de: elperiodicousa.com

Anuncios