Implementa la primaria María Gtz Carbajal programa para erradicar obesidad y comida chatarra

El primer paso que se dio con este proyecto, fue erradicar la comida chatarra como los refrescos gaseosos, los chicharrones, sabritas y dulces, los cuales se intercambiaron por frutas y verduras.

Chiapas ocupa el tercer lugar a nivel nacional con casos de diabetes mellitus y primer lugar en muertes por complicaciones de esta enfermedad, por ello, la escuela primaria pública María Gutiérrez Carbajal implementó el programa piloto “Vida plena con salud, educación y deporte” donde se busca erradicar dicha enfermedad en los menores.

Cristal Ramírez Vázquez, coordinadora de “Vida plena con salud, educación y deporte” explicó que el primer paso que se dio con este proyecto, fue erradicar la comida chatarra como los refrescos gaseosos, los chicharrones, sabritas y dulces, los cuales se intercambiaron por frutas y verduras.

Asimismo, mencionó que se detectó que los niños y niñas con mayor problema de obesidad se encuentran en las primarias, por ello, se lanzará para el próximo ciclo escolar la convocatoria “Vida plena con salud, educación y deporte” para que todas las escuelas se interesen en participar y coadyuvar en la disminución de la obesidad.

Por su parte, el director de la escuela María Gutiérrez Carbajal, Carlos Ruíz Aguilar detalló que se han atendido a 51 niños y niñas con sobrepeso, dos de ellos con obesidad, y actualmente han logrado llegar a su peso ideal a través del programa de alimentación y activación física que implementó con ellos.

Uno de los pasos grandes que dio la primaria, fue pedir a la cooperativa de padres de familia que venden alimentos durante el recreo, a que se sacara todo lo que se considera comida chatarra.

El reto, fue hacer entender a las mamás y papás que la alimentación de sus hijos debería de cambiar, pero algunos lo tomaron como crítica sobre la responsabilidad que tienen en cuanto al balance alimenticio.

El programa que cumplirá en pocos meses un año, ha dado resultados satisfactorios en las niñas y niños, pues entienden que la obesidad genera enfermedades como la diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares.

Una muestra exitosa de ello, es Santiago, quien aprendió que el balance alimenticio y ejercicio le ayuda a tener más energía en el resto del día, “lo que yo no quiero es estar marcado, no, yo quiero es tener un peso moderado”, finalizó.

 

 

Anuncios