123 atletas de nueve estados de la república mexicana se enfermaron de salmonelosis durante los X Juegos Nacionales Populares (JNP), que se efectuaron del 28 de noviembre al 5 de diciembre en Chiapas.

El evento organizado por la Secretaría de la Juventud, Recreación y Deporte (SJRyD) contó con el servicio de alimentos por parte de la empresa Glück, que junto a la dependencia se lavó las manos y dejó en mal estado de salud a atletas de todo el país.

El Diario Coahuila fue el encargado de dar a conocer la terrible situación en la que se vieron inmersos deportistas de escasos recursos, ya que este evento va dirigido a jóvenes que han dejado atrás vicios como el alcoholismo y la drogadicción. “Decenas de atletas, entrenadores y jueces se enfermaron y no pudieron participar. Incluso, algunos de ellos regresaron en mal estado a sus entidades de origen.

Al menos 123 personas contrajeron salmonelosis, entre otras infecciones estomacales, por el consumo de alimentos y bebidas en mal estado. 33 son de Guerrero; 20, de Morelos; 20, de Veracruz; 15, de Nuevo León; 10, de Baja California; 10, de la Ciudad de México; 8, de Guanajuato; 4, de Zacatecas y 3 son de Quintana Roo”, aseguró el Diario Coahuila.

Tras enterarse de la enfermedad de los atletas el coordinador nacional de los Juegos Nacionales Populares, José Mora Pérez acudió con José Luis Orantes Costanzo, quien en ese entonces ocupaba el cargo de secretario de la juventud, recreación y deporte, pero el titular de la dependencia hizo caso omiso a la denuncia sin importarle que muchos de los atletas estaban hospitalizados.

“Un día les dieron de cenar a los jóvenes deportistas una torta con frijoles, que en la calle puede costar unos 10 pesos. No les dieron jugo ni huevos, cereal, ni nada de sopa, tampoco hubo guisado o frutas; el agua fresca apenas estaba media pintada, y la gente se empezó a enfermar por la comida”, dijo Mora Pérez en entrevista para un medio de circulación nacional.

Asimismo, denunció que “en el primer día del torneo, decenas de deportistas durmieron en pasillos de moteles y hoteles de paso, porque al gobierno de Chiapas se le olvidó pagar el hospedaje de los jóvenes”.

De acuerdo con testimonios recabados por el semanario de circulación nacional, previo a la llegada de las delegaciones deportivas a Tuxtla Gutiérrez, Ernesto Coutiño, director de Cultura Física, de la Secretaría de la Juventud, Recreación y Deporte del estado, anticipaba el desastre que se avecinaba, porque aún no tenían los recursos ofrecidos por la Conade y no sabían cómo le iban a hacer para reservar los hoteles.

Cuando llegaron los atletas, lo que parecía ser un asunto de mero trámite se complicó. Las gerencias de los hoteles hicieron esperar horas a los jóvenes, debido a que no habían recibido el depósito para reservar.

“Los hoteles fueron de muy mala calidad, pero lo peor fue la comida. Por lo general, siempre nos dan servicio de buffet, con un menú apropiado para el deportista. Esta vez no fue así, y más de 80% de los jóvenes de toda la delegación se enfermó del estómago. Algo más grave aún: los deportistas nunca contaron con un seguro médico. Es la primera vez que nos pasa”, aseguró Mora.

Chiapas logró ser sede de los Juegos Nacionales Populares debido a que el gobernador del estado, Manuel Velasco Coello y el ex titular de la SJRyD, José Luis Orantes se encapricharon con la organización. De acuerdo al Diario Coahuila, el mandatario y el titular de la dependencia ofrecieron 4 millones de pesos extras a los 8 millones que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) destinó para el torneo.

More

Deja un comentario