Pese a que la Secretaría de Transportes desconoció que se autorizara el aumento al pasaje del transporte público los líderes del gremio aseguraron que fue el martes cuando se reunieron con el titular de la dependencia, Mario Carlos Culebro Velasco con quien acordaron subir a 7 pesos el costo.

Según versiones de los líderes transportistas en la reunión se pactó que se avalaría el incremento pero que la dependencia no firmaría ningún documento, a cambio se comprometía a no realizar operativos para detener a las unidades que cobraran el pasaje a 7 pesos.

Derivado de este acuerdo en las ciudades de Tuxtla Gutiérrez y Tapachula el servicio colectivo tiene un costo de 7 pesos, el cual les serviría para solventar el incremento a la gasolina, pues desde hace varios años los transportistas de Chiapas eran los únicos que no habían subido el pasaje.

La dependencia informó mediante el secretario técnico de la Secretaría del Transporte Álvaro Robles que “los transportistas amagaron con irse a paro de labores si no se autorizaba un incremento de tres pesos y el acuerdo al que se llegó fue de incrementar un peso a la tarifa de las combis y urvan, y en los taxis no se tiene en estos momentos contemplado ningún aumento”.

Asimismo, Álvaro Robles dijo que los usuarios no deben de pagar dicho incremento porque carece de validez, situación que contrario a los transportistas, pues de no respetar el acuerdo que realizaron en la reunión con el titular de la dependencia, Mario Carlos Culebro podrían iniciar un paro estatal, ya que aseguran que es insostenible trabajar con la tarifa de seis pesos por el aumento al precio de la gasolina magna, cuyo costo por litro llegó a los 17 pesos.

More

Deja un comentario