Priistas negocian cargos públicos a cambio de recursos económicos      

Allegados a Roberto Albores Gleason piden recursos económicos

* Julio Herrera y Javier Vázquez Castillejos “El Gallito”, colaboradores cercanos al dirigente estatal del PRI, ofrecieron al síndico municipal de Ocotepec, Antonio Ramírez Pérez, que será el alcalde sustituto. 

Pobladores del municipio de Ocotepec pidieron al senador Roberto Albores Gleason, presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sacar las manos del municipio de Ocotepec, al trascender que colaboradores cercanos a él han iniciado negociaciones a su nombre para configurar la destitución de la presidenta municipal Sonia Morales Valencia y favorecer al síndico municipal, Antonio Ramírez Pérez.

De acuerdo a versiones de la militancia tricolor de Ocotepec, afirmaron que el funcionario municipal ha sostenido reuniones con Javier Vázquez Castillejos alias “El Gallito”, personaje conocido por haber contendido con una serie de artimañas por la presidencia municipal de Copainalá, donde los resultados no le fueron favorables en las últimas elecciones. 

Vázquez Castillejos ha ofrecido “favores” al síndico municipal con el respaldo de la dirigencia estatal y la bancada tricolor en el Congreso del Estado, en donde según este personaje tiene todo listo para separar del cargo a la presidenta municipal, siempre y cuando lleguen a un “buen acuerdo”, situación que se sabe también han pretendido “negociar” en otros municipios gobernados por el PRI.

Además, Ramírez Pérez también fue convocado por Julio Herrera, secretario particular del senador Albores, quien directamente y a nombre del dirigente estatal del partido le pidió una suma importante de dinero, alrededor de 2 millones de pesos, para hacer posible la salida de la presidenta municipal, bajo una serie de argumentos que legalmente y en apego a las leyes locales no tendrían efecto.

Ernesto “N”, militante del PRI en Ocotepec, dijo que fueron informados de los acuerdos que el síndico estaba realizando de forma personal, pues ha recurrido a algunos líderes locales para pedirles el apoyo político y económico que le permita llegar a la presidencia municipal, no obstante, la militancia le ha dado la espalda al considerar que se trata de una determinación que sólo conlleva intereses personales.

Otros militantes, que pidieron reservar sus nombres por temor a represalias, afirmaron que la militancia tricolor de Ocotepec mantiene el acuerdo de respaldar a la alcaldesa Sonia Morales, quien ha sido objeto de una campaña de difamación y chantaje para verse orillada a abandonar el cargo, pues incluso el síndico ha sido señalado directamente como el responsable de financiar y promover los recientes hechos de violencia registrados en la presidencia municipal. 

“Nadie de nosotros ha pedido la destitución de la presidenta municipal. Sabemos que el senador es un hombre que nos ha hablado de la honestidad y transparencia, por eso le pedimos que en caso de no estar al tanto de lo que está pasando con sus colaboradores, establezca las medidas necesarias porque nadie puede negociar puestos ni cargos a nombre de un partido, menos cuando fue el pueblo quien determinó a través de su voto un cargo de elección popular”, dijeron.

Finalmente, los habitantes de Ocotepec pidieron al senador Roberto Albores actuar con estricto apego a las leyes y normas, para que sus allegados no actúen bajo la sombra de la impunidad y tráfico de influencias, porque continúan manchando y debilitando la imagen del Partido Revolucionario Institucional y podría reflejarse negativamente en los resultados electorales del 2018.