Cuotas de inscripción, el cuento de nunca acabar

Termina el ciclo escolar y con ello inicia la disputa por los cobros de inscripciones en las escuelas públicas.

 

Fue en septiembre de 2016 cuando los padres de familia en Chiapas acordaron no pagar las cuotas de inscripciones que exigen las escuelas públicas, como resultado de los acuerdos que realizó la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para levantar el paro magisterial que mantuvieron en la capital chiapaneca por más de 120 días.

 

En ese entonces la representante del Comité Estatal de Padres de Familia, Elizabeth Hernández Pereyra, aseguró que revisarían que el acuerdo de no pagar las cuotas se respetara.

 


Asimismo, la CNTE aseveró que acatarían la decisión de los padres de familia de no cubrir el gasto de inscripciones, ya que el Gobierno del Estado se había comprometido a otorgar el recurso para el mantenimiento de las escuelas.

 

Sin embargo, dicho acuerdo no se llevó a acabo y tanto al Comité Estatal de Padres de Familia y la CNTE no le respondió a los padres, quienes al final tuvieron que pagar las cuotas de inscripción ya que los directores de las escuelas los amenazaron con no inscribir a los alumnos que no hicieran los pagos correspondientes.

 

Un año después la situación es la misma y los padres de familia tienen que ajustar los presupuestos para inscribir a sus hijos, ya que de lo contrario se quedaría sin recibir educación, un derecho que tienen los mexicanos.

LOS COSTOS DE LAS” CUOTAS VOLUNTARIAS”

 

Las instituciones educativas de las zonas urbanas son las que más quejas reciben por parte de los padres de familia, y es que hay escuelas públicas que cobran más de mil pesos por inscripción.

Tal es el caso de la Escuela Secundaria del Estado (ESE), que este año según versiones de los padres de familia los alumnos de primer año del turno matutino pagaron 1600 pesos, en tanto que los del turno vespertino pagaron 2 mil pesos, debido a que hacen uso de la alberca.

 

En el CEBECH, los padres de familia tuvieron que costear 500 pesos de inscripción por alumno para cualquiera de los tres niveles que ofrece la escuela (kínder, primaria y secundaria).

 

El año pasado esta institución cobró 700 pesos, y según se les regresaría a los padres de familia 200 pesos, sin embargo esto no sucedió y ese dinero sirvió para que la institución comprara material para los alumnos del kínder.

 

La situación se pone peor para los padres de familia del CEBECH, ya que los alumnos de primer grado tienen que adquirir un aire acondicionado y costear la instalación. Asimismo tienen que comprar la pintura del salón de clases y la de las sillas que usarán los estudiantes.

A eso hay que sumarle las cantidades que a lo largo del Ciclo Escolar les pide para pagar el agua, luz y arreglos del salón. Además de los montos que los maestros piden para los diferentes festejos a lo largo del año.

 

Otra de las escuelas de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez que es tajante con el pago de las cuotas voluntarias es la UNESCO, la cual pide 650 pesos, sin embargo a diferencia del CEBECH esta institución cobra por padre de familia y no por alumno.

 

Otra institución que ya realizó el cobro de las “cuotas voluntarias”, es el Jardín de Niños “María Zebadua Gamboa”, quien pidió 450 pesos. Dicha cantidad sería depositada a la cuenta 10267000102 a nombre de José Carlos Vera Laguna.

 


La escuela primaria urbana “Rosario Castellanos”, también exigió el pago de la cuota que este año es de 350 pesos por alumno. Mismo caso de la escuela “Juan Sabines Gutiérrez” quien solicitó el pago de 650 pesos a la cuenta 08509273441 de scotiabank a nombre de María Natividad Vargas Alvarado.

 

Cabe recordar que el año pasado tras las denuncias hechas por los padres de familia por el cobro obligado de las “cuotas voluntarias”, la Secretaría de Educación Pública (SEP) mediante un comunicado pidió a los padres de familia no dejarse engañar con la desinformación que circula en redes sociales y las cartulinas pegadas en escuelas primarias y secundarias, mismas que continúan este año.

 

El artículo 3º de la Constitución establece claramente que “El Estado […] impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior.” y que “Toda la educación que el Estado imparta será gratuita.” Pero por si existiera alguna duda, con la Reforma Educativa actualmente también lo establece la Ley General de Educación en su artículo 3º:
Y es que la Reforma Educativa prohíbe las cuotas obligatorias y que se condicione la inscripción, las clases, los exámenes, la entrega de documentos o el trato igualitario de los alumnos a cualquier pago. No obstante, si la comunidad desea mejorar su escuela, está en todo su derecho de hacer contribuciones voluntarias.

 

Pero en caso de no suceder, la escuela no tendrá derecho a prohibir la participación en eventos y exámenes y menos aún negar la entrega de algún documento.

 

¿QUÉ HACER ANTE EL COBRO DE LAS “CUOTAS VOLUNTARIAS”?

 

La Secretaría de Educación Pública pone a disposición el teléfono 01 800 288 688 para denunciar irregularidades en la entrega de documentos por falta de cuotas escolares y la página de internet, http://www.consejosescolares.sep.gob.mx