“Marichui”, la candidata indígena del EZLN

Es mujer, es indígena, su nombre es María de Jesús Patricio “Marichui” y a partir de hoy la jalicience es la elegida para la candidatura a la Presidencia de México en 2018, por parte del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

 

En asamblea y donde participaron 848 delegados y concejales que representan a 58 pueblos originarios de México, se constituyó el Concejo Indígena de Gobierno para México.

 

Además del nombramiento de la Vocera del Concejo Indígena de Gobierno, se discutieron los propósitos del Concejo, su organización, cómo funcionará y la forma de vincularse con los sectores sociales del país.

 

FOTO: FB/ Ángeles Mariscas

 

 

Información de la web de la Universidad de Guadalajara

María de Jesús Patricio Martínez Nació en la comunidad nahua de Tuxpan, Jalisco, en tiempos en los que solo había luz y empedrado en el primer cuadro de su pueblo; las casas eran de adobe y teja, entonces se tenían que hacer largas filas para surtir el agua que manaba únicamente de tres llaves.

 

“En ese entonces, tenía que cargar el agua con dos botes colocados a los extremos de un palo fijado a mi espalda, y cuando era de noche y necesitaba hacer algún mandado, prendía un ocote para divisar el camino, si es que la luna no lo iluminaba”, dijo Patricio Martínez.

 

Reconoció su vocación de médico desde pequeña: “Cuando observaba cómo las mujeres mayores, entre ellas mis tías y mi abuela, curaban a los enfermos de susto, espanto, aduendado, bilis, debilidad o canícula.

 

Mi tía Catarina, por ejemplo, hacia las limpias con plantas y preparaba ungüentos que esparcía por todo el cuerpo de los enfermos”, cuenta la “Historia de Vida de María de Jesús Patricio” en la revista Tukari. Hoy Marichuy dirige la Casa de Salud Calli tecolhuacateca tochan, lugar para el ejercicio y desarrollo de la medicina indígena tradicional de la comunidad nahua de Tuxpan.

 

La Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas (UACI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) desde hace 20 años apoya este proyecto, con el fin de atender a los enfermos con un esquema de salud comunitaria integral y que sirva como un espacio para la capacitación de promotores de salud indígenas de la región.

 

“La Casa de Salud nos ha llevado a la defensa de la medicina tradicional, los territorios indígenas y la madre tierra desde la perspectiva anticapitalista, de la lucha libertaria de los pueblos indígenas, circunstancia que nos ha hecho promotores activos del Congreso Nacional Indígena (CNI), de los foros y encuentros en defensa de la medicina tradicional y de la alianza estratégica entre el movimiento indígena civil y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)”, destacó la médico tradicional nahua.