“Ya me cansé…”: Orantes López

Artículo Único / Angel Mario Ksheratto
ksheratto@gmail.com

 

 

La licenciada en comunicación, María Elena Orantes López, no sabe lidiar con la verdad; ante la abrumadora evidencia de las mentiras que ha divulgado en un desaseado intento por engañar a la sociedad, contrató (o creó ella misma) una manada de troles (cuentas en redes sociales dedicadas a amenazar, discriminar, insultar…) con los que trata de desacreditar las pruebas de sus embustes.

 

 

Ha insistido en que ella, votó contra el gasolinazo. Para demostrarlo, ha compartido capturas de pantalla de la página oficial de la Gaceta Parlamentaria, donde los votos “en contra”, del partido Movimiento Ciudadano, aparecen por mayoría. Cierto. Totalmente cierto. Solo que la ciudadana diputada, no supo o no pudo manipular la imagen y dejó una parte del texto oficial que le desmiente.

 

 

El voto de su partido en contra, fue “en lo particular”. En “lo general”, como ya quedó demostrado en días pasados, el voto fue a favor de la atroz medida enviada por el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión. Me explico: el voto “en lo particular”, es el que se emite a favor o en contra de una noción.

En lo particular, se salió de la sesión, por lo tanto, miente cuando dice que votó en contra.

 

Es decir, si un diputado o una fracción parlamentaria, reserva un artículo o una porción de la iniciativa completa para adecuarla, enmendar errores técnicos o incluso de redacción; si se pretende agregar o quitar elementos. El presidente de la Mesa Directiva, previa votación, admite la discusión del artículo reservado y una vez que el ponente termina su alocución, el resto de legisladores, vota a favor o en contra de la propuesta de modificación.

 

 

El voto “en lo general”, es cuando, agotados alegatos, escuchadas las propuestas, se vota a favor o en contra del dictamen completo. En éste caso, el MC y la señora Orantes López, votaron contra la propuesta de otro diputado que quiso modificar algunos puntos de la iniciativa, pero votaron a favor del dictamen que facultó al presidente Peña Nieto a subir el precio de la gasolina.

Prueba que MEOL, sí vota a favor del gasolinazo, en lo general.

 

De tal forma que si vemos las “pruebas” que presenta la diputada en cuestión, son de votos en lo particular. Pero hay algo más todavía: Como “prueba” de su voto contrario a las pretensiones presidenciales, difunde foto del voto emitido el 19 de octubre del 2015, cuando se reformó la Ley del Impuesto sobre la Renta, la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, y la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Como siempre, el voto contrario fue en lo particular. En lo general, votó a favor.

 

 

Ya me canse (sic) de que todo el día desinformen a los ciudadanos , les envió las votaciones de todo y de diferentes años, son las facetas oficiales no panfletos con fotos que usan a su conveniencia. Estoy a la orden.”, dice la multicitada señora Orantes en su muro de Facebook, desde donde mantiene una permanente campaña para deslindarse de sus votos contra el pueblo.

 

 

Una revisión a la Gaceta Parlamentaria y al Diario de los Debates de la Cámara de Diputados, vuelven a desmentirla. A la sesión del 19 de octubre arriba citada, ¡no se presentó jamás al pleno! En una gráfica que adjunto a ésta columna, notarán las firmas de los diputados asistentes y ella, no aparece, como tampoco aparece en el tablero de asistencia, prueba que verán también en otra gráfica.

Prueba que no estuvo en las votaciones en lo particular.

 

En el documento parlamentario, María Elena Orantes, no firma el acta de votaciones.

 

En síntesis, la diputada se apropia de las acciones de su partido, aunque ella no asista. De hecho, está entre los legisladores que más faltan a las sesiones del Pleno.

 

 

Ante la evidencia de sus mentiras, la señora Orantes no ha tenido otra respuesta que no sea el ataque personal, directo y anónimo. Desde las redes sociales, enderezó una campaña difamatoria contra sus críticos y adversarios. Y claro, mantiene su campaña mediante la cual, trata de deslindarse del voto a favor del gasolinazo, lo cual, como verán en las gráficas, le desmienten rotundamente.

 

 

Es inexplicable cómo una representante popular, intenta alejarse del daño que provocó a sus representados. No es la primera vez que María Elena Orantes López deja tirada a una víctima. Habremos de recordar el accidente en el que ordenó tajante a su chofer, alejarse del lugar, sin prestar auxilio a la víctima que, literalmente, voló por los aires con todo y moto. Es su estilo, so forma de hacer política.

 

 

La lista de chiapanecos engañados por ella, es larga; larguísima. Y pretende acallar las denuncias con más mentiras. Con campañas difamatorias mediante troles, no logrará tapar el sol. Debe ser honrada y honesta, virtudes que hasta hoy, nos ha demostrado no tener. Mintiendo, denigra a un apellido respetado en Chiapas.

 

http://ksheratto.blogspot.com