Se implementará Estrategia de No Venta de Alcohol a Menores de Edad

En una primera etapa capacitará a dueños de establecimientos de las colonias San Pedro Progresivo y Grijalva.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Como parte de las acciones tendientes a proteger a niñas, niños y adolescentes del consumo de sustancias psicoactivas, la Secretaría de Salud de Chiapas, a través de la Comisión Estatal contra las Adicciones y la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, llevará a cabo la Estrategia de No Venta de Alcohol a Menores de Edad.

Para tal efecto, el Área de Prevención de Adicciones de la Comisión Estatal contra las Adicciones capacitará en próximos días a dueños y vendedores de los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas, así como a verificadores de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, para sensibilizarlos del daño que ocasiona esta sustancia en la salud de la población, especialmente en los jóvenes.

En ese sentido, Marcela Vázquez Morales, responsable del Área de Prevención de Adicciones, mencionó que en coordinación con la Red de Coaliciones Comunitarias se implementará esta Estrategia de No Venta de Alcohol a Menores de Edad, en una primera etapa, en las colonias San Pedro Progresivo y Grijalva del municipio de Tuxtla Gutiérrez.

Indicó que en estas dos colonias, dueños y vendedores de expendios de bebidas alcohólicas serán capacitados con el objetivo de establecer los principios generales de actuación por parte de los promotores preventivos designados por las autoridades sanitarias que participan en la verificación de los centros de consumo, para realizar intervenciones en los menores de edad que presenten consumo de alcohol, con apego en la Ley General de Salud.

Puntualizó que como parte del Programa de Prevención y Atención Integral de las Adicciones de la Secretaría de Salud del estado, se diseñan estrategias para la prevención del consumo de drogas, la reducción de factores de riesgo y el fortalecimiento de factores protectores, mediante la promoción de estilos de vida saludables, como acciones esenciales para disminuir la demanda de sustancias con potencial adictivo.