Con un pomposo acto, Colombia sellará este lunes en su joya colonial de la ciudad de Cartagena, sobre el Caribe, un histórico acuerdo de paz con la guerrilla FARC para poner fin a una conflagración de 52 años.
 

El presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), Rodrigo Londoño, más conocido por sus nombres de guerra Timoleón Jiménez y Timochenko, firmarán el pacto alcanzado el 24 de agosto tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba.

 

 

“¡Hoy puedo decirles que vivimos #LaFeliSÍdad de un nuevo amanecer para Colombia, una nueva etapa de nuestra historia, la de UN PAÍS EN PAZ!”, tuiteó el mandatario horas antes de la ceremonia.

Unas 2.500 personas vestidas de blanco según el protocolo, entre ellas 250 víctimas del conflicto, asistirán al acto, que durará unos 70 minutos y será transmitido en directo por televisión.
 

Estarán presentes 15 jefes de Estado, entre ellos el cubano Raúl Castro, anfitrión de las conversaciones auspiciadas también por Noruega, Venezuela y Chile, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, el rey emérito de España, Juan Carlos, y numerosos representantes de organismos internacionales.

 
El pacto, un texto de 297 páginas que esencialmente busca cambiar “balas por votos”, promoviendo el desarme de la guerrilla y su transición a la vida política legal, se firmará con un “balígrafo”, un bolígrafo elaborado con balas, una réplica del cual será obsequiado a los visitantes.

 
A continuación, cinco claves para entender el conflicto armado en Colombia, la conflagración interna más antigua de América.

 
– Los orígenes –

 
No hay consenso sobre cuándo y porqué se inició el conflicto armado en Colombia, un país selvático y montañoso en el que la débil presencia estatal y la pobreza rural han jugado un rol central.

 
El origen, “multicausal” según muchos historiadores, suele ubicarse en los años 1960, cuando grupos rebeldes se alzaron contra el Estado para reclamar una repartición de tierras más equitativa.

 
Algunos analistas lo remontan a mediados del siglo XX, al cruento periodo en el campo conocido como “La Violencia”, que siguió al asesinato del candidato presidencial de izquierda Jorge Eliécer Gaitán en 1948. Otros sitúan las raíces de la lucha insurgente a los levantamientos campesinos en la década de 1920.
 

– Los protagonistas –

  

 

Guerrillas de izquierda: Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fundadas en 1964, son el principal grupo rebelde, que llegó a tener 16.000 guerrilleros en los años 1990 y ahora cuenta con 7.000 combatientes, según estimaciones oficiales.
 

También en 1964 se creó el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que aún está activo pese a que ha anunciado su intención de iniciar conversaciones de paz. Además, operaron el Movimiento 19 de Abril (M-19) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), desmovilizados en 1990 y en 1991, respectivamente, entre otros grupos insurgentes más pequeños y ya extintos.

 
Paramilitares de derecha: Financiados por terratenientes y nucleados en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), surgieron en los años 1980 para combatir a las guerrillas. Se desmovilizaron entre 2003 y 2006 a instancias del gobierno de Álvaro Uribe. Remanentes persisten activos, pero son considerados bandas criminales por las autoridades.
 

Infantería de la Armada de Colombia patrulla las calles horas antes de la firma de la paz de Colombia con la guerrilla de las FARC en Cartagena. / EFE

Infantería de la Armada de Colombia patrulla las calles horas antes de la firma de la paz de Colombia con la guerrilla de las FARC en Cartagena. / EFE

Fuerzas estatales: Enfrentan a las guerrillas desde su nacimiento y en algunos casos actuaron en coordinación con las milicias irregulares de derecha.

 
Carteles narcotraficantes: Surgidos en la década de 1980, no son considerados un actor del conflicto, pero el negocio de las drogas ha sido motor de la conflagración como fuente de financiamiento de los grupos armados ilegales.

 
– Los hechos más graves –
 

Matanzas, secuestros, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales han marcado la guerra interna en Colombia. Los crímenes más notorios incluyen: FARC – Masacres como la de Bojayá en 2002, en la que murieron 79 personas que se refugiaban de combates en una iglesia.
 

Secuestros de larga duración, como el de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, de 2002 a 2008.

 
Atentados, en particular se acusa a esta guerrilla de uno con coche-bomba en el Club El Nogal en Bogotá en 2003 que dejó 36 muertos.

 
ELN: Secuestros masivos, como el de un avión de Avianca en 1999. Masacres como la de Machuca en 1998 en la que guerrilleros dinamitaron un oleoducto y el petróleo ardiente incendió un poblado matando a 84 personas.

 
M-19: Toma del Palacio de Justicia en Bogotá en 1985, que dejó un centenar de muertos y otros 11 desaparecidos.

 
Paramilitares: Matanzas generalizadas en pueblos a cuyos habitantes acusaban de colaborar con las guerrillas, actos durante los cuales solían colocar música estridente de fondo y realizaban violaciones. Destaca la ocurrida en El Salado en 2000, con 60 muertos.

 
Se les atribuye, en connivencia con fuerzas estatales, el asesinato de unos 3.000 simpatizantes, militantes y dirigentes de la Unión Patriótica, partido de izquierda creado en 1985 por ex miembros de las FARC.

 
Fuerzas militares: ejecutaron a cientos de civiles y los reportaron como guerrilleros caídos en combate, en un escándalo conocido como los “falsos positivos”. Destaca el caso de Soacha en 2008, con 16 jóvenes muertos.



– Las víctimas –

 
El conflicto armado colombiano ha dejado oficialmente en las últimas cinco décadas 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados. Según la ONU, Colombia es el primer país en número de desplazados internos, y el segundo, después de Afganistán, afectado por minas antipersonales, con unas 11.500 víctimas de este flagelo, entre ellos más de 2.000 muertos.

 
– Los procesos de paz –
 

Tras tres intentos de negociaciones fallidas -en 1984, 1991 y 1999-, el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC anunciaron un histórico acuerdo de paz el 24 de agosto pasado, que será firmado oficialmente este lunes en Cartagena de Indias.

 
CON INFORMACIÓN DE AFP

comentarios

comentarios

Compartir