En todos lados venden tacos de carnitas pero  nada como los tacos de El Tijuana.

Ubicados en la entrada al municipio de San Fernando y en la Gasolinera Centenario de Tuxtla Gutiérrez  los tacos de El Tijuana son los favoritos de los amantes a este tradicional platillo mexicano.

A partir de las 8:00 de la mañana los dos locales de Federico Chong  López comienzan a venderle a los chiapanecos tacos de carnitas, los cuales son famosos por su excelente sabor, la rapidez del servicio y el bajo costo.

Este negocio comenzó hace seis años cuando Federico Chong al verse sin un trabajo decidió ganarse la vida con el oficio que aprendió de joven: hacer tacos de carnitas.

“Yo nací en el Distrito Federal pero toda mi vida la hice en Tijuana. Un día mi hija mayor se iba a casar y yo le pregunté qué quería de regalo y  pues me dijo que quería que me viniera a vivir a Chiapas y pues le cumplí el capricho y me vine para acá. 
El problema es que no tenía trabajo, busqué pero al ver que no había nada me acordé que yo sabía hacer carnitas, así que pedí permisos con las autoridades de San Fernando y así fue comencé con los tacos de El Tijuana”.

Antes de venir a Chiapas, Federico Chong  trabajaba en una empresa privada en Tijuana pero en su juventud tuvo problemas con papeles de la escuela y por el lapso de casi tres años trabajó en un negocio de carnitas, en donde aprendió la receta.

“Las carnitas que vendo son estilo Michoacán, creen que son estilo Tijuana por el nombre pero  están equivocados. Yo aprendí la receta con un señor que es como el rey de las carnitas en Tijuana. 

Él no quería enseñarme, así que me puso a picar cebolla, cilantro y a hacer la salsa, pero frente a  mi hacían la carne así que todos los días ponía mucha atención y hasta tomé los tiempos que cada paso de preparación. Un día no llegó el que hacía la carne y me atreví a hacerla, la verdad salió muy bien pero el dueño al ver que me sabía la receta me obligó a trabajar con él dos años más y eso me sirvió para perfeccionar el oficio”.

Federico Chong vende los tacos a tan solo 10 pesos, y los refrescos prácticamente los da a costo, pero aunque las ganancias no sean muchas él prefiere dejar contentos a todos sus clientes porque le gusta ver que siempre regresan.

“Acá cuidamos todos los detalles. La carne es del día,  y usamos procesos muy cuidados en salubridad. Muchas veces me dicen que los doy muy barato pero yo vendo mucho, al día casi vendo de 60 a 80 kilos de carne”.

El dueño de El Tijuana con todo su personal comienza a laborar alrededor de las 3:30 de la  mañana, y acaban a las 13:00 horas en el puesto de San Fernando y a las 11:00 en el de Tuxtla Gutiérrez.

“Es un negocio muy exigente. Nosotros solo descansamos una vez cada 15 días porque la gente se enoja y nos reclama si cerramos. Todo esto es resultado de mucho trabajo y esfuerzo en equipo. Yo agradezco a mis colaboradores, a Dios y a mi esposa  Blanca Gómez porque sin el apoyo nada de esto sería posible”, finalizó Federico Chong.

comentarios

comentarios

Compartir