Persecución de camionetas, una persona detenida #Tuxtla

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El punto de revisión les importa poco, pisan el acelerador a fondo y logran que en segundos un grupo de patrullas esté tras ellos; ambos intentan cambiar de ruta pero sólo uno lo logra.
Han transcurrido ya 15 minutos de las 9:00 de la noche y al puesto de control C-1 se acercan dos camionetas, una Chevrolet Colorado blanca y una Ford Expedition verde oscuro de cabina cerrada; como parte de la rutina los policías de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) le marcan el alto y algo extraño sucede.
En lugar de disminuir la velocidad, las camionetas huyen; en la Expedition, un policía observa que una persona va envuelta con cobijas y al parecer es víctima de un secuestro, por lo que de inmediato alertan a las demás corporaciones a través del Pall Matra.
El Centro de Comunicaciones, Control, Cómputo y Comando (C-4) activa la alarma e inicia una persecución peliculesca; la Chevrolet con placas XT98671 de Veracruz toma el primer retorno y regresa a Chiapa de Corzo mientras que el otro vehículo continúa su camino hacia la capital; la policía no le queda de otra que dividirse y empiezan una persecución simultánea.  
El conductor de la Expedition (matrícula DPC5106) desvía su rumbo y toma un camino empedrado rumbo a la colonia Plan Chiapas, lo desperfecto del terreno provoca que el rin de un neumático se averíe y la camioneta no pueda avanzar más.
La abandona en la calle Juárez —entre las avenidas Trituradora y Adolfo de la Huerta— pero antes, el chofer y sus acompañantes bajan a la persona que llevaban “ensabanada” en la góndola y huyen. La policía llega al poco rato pero no encuentra pistas de los sospechosos, sólo reporta que en la cabina de la unidad averiada hay más sábanas y lazos.
El otro operativo no fracasa del todo, tienen detenida a una de las cinco personas que viajaban en la Colorado, los demás brincan una barda enmallada para huir por un cerro que conecta al Panteón Municipal de Chiapa de Corzo. Según el parte policiaco, además del chofer iba otro hombre, dos mujeres y un niño de año y medio.
A diferencia de la primera persecución, ésta dura poco más de media hora y el conductor se enfila hacia Chiapa de Corzo, lleva ventaja de las patrullas y abandona la camioneta en la calle 12 de Agosto cerca del panteón municipal. Los uniformados logran atraparlo pero los demás se escabullen. Todo es hermético hasta ahora y ni el detenido ni la policía explican si los casos tienen relación alguna. (Agencia Vórtice MX)