Publicidad...

Su familia y ella duermen intranquilos desde el 15 de septiembre, aseguran que el Ayuntamiento de Tuxtla quiere derribar un árbol sin justificación alguna.

Este es el pesar de María de Lourdes, tuxtleca amante de la cultura y las tradiciones, es maestra jubilada y teme porque le arranquen, como ella menciona, el último recuerdo vivo que queda de su padre, un árbol que él sembró y que es conocido como del Niño o Espino.

María de Lourdes Vázquez – Afectada
“Ví que habían unos camiones de Protección Civil, derribando las ramas…
… no me la iban a enseñar”.

Su familia y ella duermen intranquilos desde el 15 de septiembre, acusa que han dirigido y entregado infinidad de documentos a las instancias correspondientes, sin recibir solución alguna hasta el momento.

María de Lourdes Vázquez – Afectada
“Yo lo que pido es una explicación, que me den un dictamen técnico…
… van a tirar el árbol”.

Lo único que solicita ella, es un dictamen técnico y claro en dónde se especifique el porque se le considera un peligro a este árbol, el cual cuenta con más de dos décadas de vida y nunca había dado problemas.

María de Lourdes Vázquez – Afectada
“Si ellos hicieron un estudio de factibilidad para hacer la ciclovía…
… y que lo quieren tumbar”.

“Ahí está el oficio, no, está a nombre de otra persona…
… lo que las autoridades están haciendo”.

Este ejemplar es una especie nativa que no es muy común observarla en Tuxtla, se encuentra ubicado sobre la avenida central, entre 15 y 16 oriente. Doña Lulú espera que el actuar de las dependencias sea rápido y hace énfasis en qué no se opone a la corta del árbol mientras que esto sea justificado.

María de Lourdes Vázquez – Afectada
“No tienen ese respeto a la ciudadanía…
… muchísimos años”.

“Tiene un valor sentimental, pero no me opongo…
… las palabras se las lleva el viento”.

Publicidad..

1 COMENTARIO

  1. Las autoridades Tuxtlecas consideran a los ciudadanos una especie de ganado que hay que arrear, barrer los establos, arreglarles la cerca, y llevarse la comisión correspondiente por cada contrato, un ganado que les permite llevarse su comisión, pero que no tiene voz, voto y mucho menos veto, son autoridades primitivas, caciquilies, policíacas.

Deja un comentario