Esto es lo que ve el turismo, cuando llega a Chiapas.

La carretera del aeropuerto Ángel Albino Corzo a Tuxtla Gutiérrez es una zona devastada, por la innumerable cantidad de baches.

Pasar por ahí es como alunizar y se le suma el peligro que representa.

Son tantos, que las y los conductores tienen que esquivarlos, pasarse al otro carril, para evitar descomponer sus vehículos.

Solo en un video de un minuto, es un tramo de un kilómetro, se contaron 27 baches.

En redes sociales las críticas a este tramo carretero provocaron que ya se comience a trabajar en su reparación.

Una cuadrilla, ya labora en un tramo que literalmente parece una madriguera.

Hay zonas donde se pudo detectar que ya fueron rellenados, pero a la par otros han aparecido.

Deja un comentario