Las operaciones combinadas constan de diversos ejercicios matemáticos agrupados de diferentes maneras que señalan la prioridad de ejecución. Una vez que los niños son capaces de resolver operaciones simples, la enseñanza va por el aumento de la complejidad.

El incremento del esfuerzo y aprendizajes para resolver este tipo de operaciones más complejas no solo responde a un proyecto curricular. Es notable la importancia de enseñar este tipo de ejercicios a los niños desde el momento en que son capaces de resolverlos.

En esta nota, repasamos los beneficios de enseñar operaciones combinadas a los niños.

Manejo de varios conceptos a la vez

Una vez que los niños logran dominar el razonamiento y asimilación de conceptos, es importante ir por el dominio de los mismos. Esto se vuelve evidente cuando son capaces de vincular varias informaciones, como es el caso de los cálculos combinados.

Al poner en juego varios ejercicios a la vez, se ejercita de forma práctica lo aprendido. En esto, no solo se involucran las operaciones simples, sino también las formas de agrupación y las jerarquías que determinan el orden de resolución.

Desarrollo del pensamiento lógico

Durante los primeros años de escolaridad, es fundamental incentivar el desarrollo del pensamiento lógico en los niños. De esa manera, desarrollan aptitudes para el razonamiento deductivo y la comprensión y vinculación de conceptos.

Este tipo de aprendizajes se resuelve, por lo general, en la escuela, con profesionales adecuados. Sin embargo, siempre podemos apoyar el aprendizaje en casa, sumando herramientas como la sección de matemáticas para niños con Tutorela, una plataforma de estudio en línea.

Capacidad de abstracción

Este es quizás el mayor desafío de las matemáticas desde sus comienzos, ya que el paso del pensamiento práctico al abstracto es un momento clave en el desarrollo intelectual. Sin embargo, se logra de manera paulatina, empezando por ejercicios de menor dificultad.

En la práctica de operaciones combinadas, por su parte, la capacidad de abstracción se pone en práctica a un nivel más completo. Además de la interpretación de signos, el niño es capaz de vincular conceptos más amplios que le permitirán desarrollar un pensamiento complejo.

Aplicación de metodología

Otro beneficio de la enseñanza de operaciones combinadas a los niños es el enriquecimiento de su capacidad de aplicación metodológica. A diferencia de las prácticas curriculares iniciales, en el desarrollo de estos cálculos, los alumnos ganan independencia.

Si bien la práctica es guiada por los docentes, en esta etapa de razonamiento los niños incorporan y reorganizan sus protocolos de estudio. Lo mismo ocurre con el desglose de los ejercicios.

Seguridad

La resolución de operaciones combinadas es, a fin de cuentas, un gran desafío para cualquier niño en etapa de aprendizaje. Sin embargo, esto lo vuelve un reto que acarrea un gran beneficio: la seguridad.

Al resolver ejercicios tan complejos a partir de la aplicación metodológica y pensamiento lógico, el niño gana confianza en sí mismo. Esto se traduce en una lección de vida, ya que comprende que es cuestión de tiempo y esfuerzo lograr un cometido difícil.

More

Deja un comentario