Publicidad...

Quería llegar a #Houston, #Texas y por poco pierde la vida

Sobreviviente de accidente
“Yo salí el martes de allá de Guatemala, entré por la frontera de La Mesilla, venía caminando y, como hay ahí un montón de tráilers parqueados llegan a traer y no sé qué más cosas, este, se me ocurrió pegarme a un trailero ahí y pedirle, ahí sí que jalón… Y él ni lo pensó dos veces, dijo que sí, que sabía de la necesidad que teníamos y porqué es que viajábamos pero, ya al subir al furgón, ya había más personas al interior…”

“al interior del furgón había mucho calor, entonces yo venía medio dormido, pero venía sentado, solo medio sentí que hubo un pequeño acelerón y ahí dio vuelta la furgoneta…”

Houston

Ésta es una de las historias que hemos conocido luego de aquél jueves 09 de diciembre, donde cientos de migrantes que buscaban el sueño americano, vieron truncadas sus esperanzas de cruzar a los Estados Unidos después del trágico accidente en el que muchos viajaban solos pero, también hubo quienes iban acompañados por sus familiares…

Sobreviviente de accidente
“¿Venías acompañado de algún familiar o amigo? – Sí, con mi prima. – ¿y qué pasó con tu prima? – Aquí está. – Está contigo… – Sí
Sólo mi prima y un vecino, saber dónde se fue él.”

“Domingo Giovanni Raymundo Mateo, quedó de bajo del carro, y voy a levantar, está muerto… – ¿está muerto? Estás buscando su cuerpo… – sí, voy a buscar tu cuerpo, ahí tiene tu papel, tu nacimiento… ahí en tu mochila.”

Houston

19 años tenía su cuñado y a pesar de que ya había sido identificado, nadie daba razón para realizar los trámites que se requieren para repatriarlo a su país de origen…

Sobreviviente de accidente
“pero cuando venir pasar el accidente, Domingo Giovanni… dice el poli, el policía aquí “no permitido aquí, fuera”, dice, “ta güeno” pero, voy a mirar, levantar mi cuñado, pues es mi cuñado ese, “ahí mañana, se hará lista” dice, pero no hay tu papel… ya está el mochila en basura…solo quedó el mochila.

…ya está muerto, no tienes tú… voy a levantarte Domingo, hay mucha sangre en tu pantalón, es pantalón negro, igual a la cincha esta… – Igual es su cinturón como el tuyo – Igual la cincha… no hay Domingo, saber dónde está tu cuerpo…”

Entre cien y ciento cincuenta mil quetzales, era el costo del boleto para cruzar por las fronteras de México y así, llegar a Houston, Texas después de muchas horas de viajes, que se redujeron a unas pocas, una vez que entraron a territorio mexicano…

Sobreviviente de accidente
“es que uno viaja con la intención de buscar un sueño diferente, ya no estar en su país viendo tanta pobreza… y bueno, el sueño que todos llevan es llegar al otro lado, ¿verdad? Trabajar y pues hacer algunas cosas para, cuando llegara algún momento regresar porque obviamente no es su país pero, lamentablemente no se pudo, ni siquiera llegar o avanzar bastante…”

 

Deja un comentario