Los keylogger son unos softwares y en algunos casos hardware específicos, que registran las pulsaciones de los teclados, esto con el fin de guardarlas en ficheros y enviarlas vía internet.

Cada vez hay keyloggers más avanzados, con diferentes opciones y componentes que realizan distintas tareas, que permiten registrar las pulsaciones del teclado de algún equipo, incluso actualmente puedes encontrar un keylogger android remoto para registrar todo lo que se escribe en un teléfono inteligente sin que se den cuenta.

¿Cuáles son las funciones de un keylogger?

Este tipo de programa o dispositivo, permite acceder a información confidencial que es ingresada a una computadora o teléfono (en este caso puede instalarse a través de una aplicación), además se puede obtener información confidencial como contraseñas importantes, números de tarjetas de crédito y cualquier otro tipo de datos privados.

El keylogger realiza un registro de lo que se teclea a medida que la información es ingresada por pulsaciones del teclado, en algunos casos sobre todo en sistemas comerciales, se usan dispositivos externos que se conectan al cable del teclado, para hacer este registro directamente.

Cuando se trata de un keylogger externo, por lo general se debe hacer una instalación, que podría requerir de soldadura para poder instalar el dispositivo en el teclado y en muchos casos estos son visibles, pero no cualquier persona los reconoce.

Este tipo de programa también puede ser distribuido como un troyano o como un virus informático, además pueden alterar búsquedas en Google, crear búsquedas inexistentes y en otros sitios web adicionales.

¿Qué otra función tienen los keyloggers?

Además de registrar datos escritos con el teclado de la computadora o dispositivo móvil, algunas aplicaciones nuevas también tienen la función de registrar capturas de pantalla, para guardar información que está siendo vista por quien usa el teléfono o PC.

Realmente este software es una buena forma de saber cuáles son las actividades desempeñadas en una computadora o Smartphone, usados como una herramienta lícita que puede ser aplicada en el ámbito laboral, familiar o personal.

Por lo general, este tipo de software se instala sin el conocimiento o permiso del usuario, pero en algunos casos la persona que ingresa la información sabe de la existencia de este tipo de programa o dispositivo, podría ser en una oficina, para llevar registro de la información ingresada a un sistema.

¿Quiénes pueden usar un keylogger?

Hay una gran cantidad de keyloggers disponibles en la web, uno de los mejores es mSpy que ofrece el registro de pulsaciones de teclado, espiar los mensajes, galería de imágenes y más.

Aunque hay una gran lista de usos que se le pueden dar a un keylogger, los que se consideran legales y en los casos que puede ser mejor aprovechado son los siguientes:

  • Para control parental: Permite a los padres monitorear las actividades que los hijos llevan a cabo en internet, también tienen la posibilidad de recibir notificaciones, en caso de que los niños accedan a sitios online con contenido inadecuado.
  • Seguridad corporativa: Detectan el uso de los computadores con otros propósitos que no sean laborales, sobre todo fuera de las horas de trabajo.

También pueden rastrear la introducción de frases y palabras claves, que se asocien a información que podría perjudicar a la empresa.

  • Para espiar a las parejas: En caso de esposos o novios que tengan alguna sospecha de infidelidad, este tipo de aplicación les permite rastrear las actividades de su pareja en la web y descubrir si están siendo infieles.
  • Protección de dispositivos personales: Se pueden instalar para evitar el robo de información y registrar cualquier actividad en nuestros dispositivos, mientras no los usamos, esto ayudará a verificar si otros quieren robar tu información directamente de tu computador o teléfono.

Estos y muchos otros usos pueden dárseles a los keyloggers, siendo de gran ayuda para quienes lo instalen, la idea es descargar uno que sea realmente confiable y usarlo con propósitos legales.

More

Deja un comentario