Si quedaban dudas, se disiparon por completo: Twitch ya no es solo un sitio donde se realizan transmisiones en vivo de partidas de videojuegos. Hoy día, prácticamente cualquier contenido tiene cabida en esta plataforma de streaming.

Curiosamente, en los inicios de Twitch, cuando todavía se llamaba Justin.tv allá por 2011, las transmisiones que se realizaban eran sobre distintos aspectos de la vida cotidiana. Sin embargo, fueron los contenidos sobre videojuegos los que atrajeron un mayor número de espectadores, por lo que la plataforma se transformó definitivamente en Twitch.

Los gamers encontraron una nueva vía de expresión y conexión. Nacieron estrellas del streaming en distintas modalidades de videojuegos, y con el tiempo también otros juegos como el poker, que cuenta con streamers tan populares como Lex Veldhuis, quien tiene más de 275 mil seguidores.

Ya desde 2016, los responsables de Twitch anunciaron que las temáticas de sus canales no tenían que estar necesariamente relacionadas con el gaming. Rápidamente, la variedad de contenidos fue multiplicándose, y entre los canales más populares se situaron los de la categoría Just Chatting, donde los streamers simplemente se dedican a platicar sobre diferentes temas con sus seguidores.

 

Dentro del Just Chatting, desde hace unas semanas se inició una tendencia que se tornó tan popular que los responsables de Twitch decidieron otorgarle su propia categoría. El Hot Tub (jacuzzi) consiste básicamente en personas -principalmente mujeres- que realizan sus streamings desde jacuzzis inflables con, evidentemente, poca ropa. Estos streams llegaron con polémica puesto que se entienden como contenido sugerente que podría no cumplir las directrices de la plataforma, pero, sobre todo, porque muchos consideran esta tendencia como una estupidez.

En cualquier caso, Twitch aceptó que los bikinis son prendas de ropa perfectamente aceptables, pero concedió a estos videos su propia categoría para diferenciarlos. De esta manera, no solo se admitía, sino que se hacía oficial la práctica del Hot Tub como temática en Twitch, lo cual no fue bien recibido por todos. Bajo la etiqueta de Pools, Hot Tubs and Beaches aparecen canales que son streams de gente que simplemente se baña en piscinas, jacuzzis y playas.

En la jerga de esta nueva forma de entretenimiento digital, muchos consideran que este tipo de videos son una extensión de los de ASMR, un fenómeno que también triunfa en YouTube. Se trata de videos de “Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma”, es decir, que al verlos causan una sensación física y psicológica de calma y bienestar. Muchas personas consumen horas de estos videos para relajarse o conciliar el sueño.

El Hot Tub provocó muchas reacciones entre los usuarios de Twitch, donde comenzaron a aparecer videos de parodia sobre este fenómeno. El pasado mes de junio, por ejemplo, el stream más visto en esta categoría fue del español Ibai -uno de los streamers en español más populares-, que aparecía junto con otros creadores de contenido en una piscina simplemente para reírse. En el pico de la transmisión, hasta 83 mil personas estuvieron viéndolo. Ibai superaba con mucho a Amouranth, una de las impulsoras del fenómeno Hot Tub, que quedó en la sexta posición de lo más visto en esta categoría.

Y es así como llegamos a las nutrias.

El Pools, Hot Tubs and Beaches incluye streams que están protagonizados no solo por personas, sino también por animales. Uno de los canales que se está haciendo más popular en esta temática es MarineMammalRescue, que pertenece a un centro de rescate de mamíferos marinos de Vancouver (Canadá). El centro cuenta con cámaras desde las que se transmite en tiempo real la vida de los animales rescatados, especialmente nutrias, que simplemente se bañan, comen o duermen durante horas y horas que centenares de personas siguen en directo. Este canal de Twitch cuenta con más de 150 mil seguidores.

En apenas 10 años desde su nacimiento, que se cumplieron el pasado mes de junio, Twitch ha supuesto una auténtica revolución en el mundo del entretenimiento, aportando una fórmula nueva que no deja de renovarse con los contenidos más variopintos. Su influencia es indudable, y no en vano está presente en cualquier evento tecnológico que se precie, incluido el HackChiapas, el mayor festival de programadores del estado de Chiapas.

En la actualidad, Twitch suma más de 140 millones de visitantes al mes, y unos cuantos miles de ellos simplemente se dedican a ver transmisiones en directo de nutrias durmiendo.

More

Deja un comentario