En el desalojo a normalistas de este lunes 31 de mayo, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que dirige Gabriela Zepeda, ignoró la recomendación de la Secretaría de Protección Civil de alejarse de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, ante la retención de un autotanque de combustible de 20 mil litros de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Antes de los hechos de violencia y posterior a ellos, Protección civil fue enfática en reiterar la recomendación de no acercarse ni transitar por la zona, pues consideró que representaba un riesgo latente.

Es decir, que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana puso en riesgo la vida de las familias que viven en la zona, la de las y los normalistas y la de sus propios elementos policiacos, al realizar la acción de repliegue con balas de gas lacrimógeno, que tuvo como respuesta de normalistas la utilización de cohetes.

“El autotanque de combustible se encuentra a las afueras de las instalaciones de dicha escuela, ubicada en Carretera Chicoasén Km. 2, Colonia Plan De Ayala de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas”, señaló en un comunicado Protección Civil.

En el texto, también emitió recomendaciones como: evitar circular y acercarse a las instalaciones que ocupa la Escuela Normal Rural; transitar con precaución y por calles aledañas y contiguas. Por ningún motivo, continuó, se deberá de aceptar el reparto de dicho combustible, ya que no cuentan con las medidas de seguridad pertinentes y el riesgo es alto.

Puntualizó que cerca de las instalaciones de la “Mactu” hay un Equipo de Respuesta Inmediata (ERI), que mantiene presencia en la zona para brindar atención ante alguna emergencia.

More

Deja un comentario