Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- “El “golpe de calor”, se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4° centígrados, ya sea por efecto de la condición ambiental, por exceso de calor (como la insolación) o por actividad física vigorosa.”

 

Durante las temporadas de calor, los riesgos a la salud derivados de complicaciones como son la deshidratación, aumentan debido a que se presentan cambios en el comportamiento de las personas que las hacen más susceptibles a estos padecimientos.

 

El “golpe de calor”, se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4° centígrados, ya sea por efecto de la condición ambiental, por exceso de calor (como la insolación) o por actividad física vigorosa (causadas por alguna lesión por ejercicio y calambres), en la que el organismo es incapaz de regular su temperatura, y constituye una de las consecuencias de la exposición a altas temperaturas por tiempos prolongados.

 

Entre los síntomas más importantes del golpe de calor se encuentran: el mareo, la sudoración (excesiva, al principio; ausente, después), el enrojecimiento y sequedad de la piel, fiebre con temperatura desde 39 a 41°C, comportamiento inadecuado, aceleración del ritmo cardíaco con latido del corazón débil, dolor de cabeza y ataques con convulsiones.

 

Para evitar este cuadro médico es necesario seguir las siguientes recomendaciones:

 

“Lo importante es usar principalmente una vestimenta holgada o liviana, no llevar demasiada ropa sobre todo por las altas temperaturas que tenemos en estos momentos, protegernos contra las quemaduras solares, evitar estar mucho tiempo a la intemperie, estar a la sombra y usar, principalmente bloqueador solar, beber bastante líquidos y tomar precauciones ya que hay algunos medicamentos que nos pueden provocar una serie de síntomas , no dejar el automóvil en lugares donde está expuesto al sol.” Rodolfo Bermúdez Habib, médico.

 

Cabe mencionar que niñas y niños menores de seis años, así como también los adultos mayores de 65 años ,son los que están más vulnerables a presentar este padecimiento si no se toman las debidas precauciones. Por lo que, el doctor Bermúdez hizo énfasis en que lo ideal es que, tanto los niños menores, y adultos de la tercera edad, estén acompañados siempre y se les mantenga hidratados.

 

“La edad es bastante importante, sobre todo personas de la tercera edad y también menores de un año, que están un poco mas expuestos a esto. No exponerlos a la intemperie, que no estén directamente en el sol, que estén a la sombra, que los mantengan hidratados, tomando líquidos, suero oral que es bastante importante. Y si presentan algún síntoma, acudir al médico”, concluyó.

 

More

Deja un comentario