Para Carlos Espinosa, consumir marihuana representa beneficios medicinales, lejos del mito que envuelve el consumo de esta yerba de que pone violentas a la personas.

Hace siete años, al salir de la preparatoria, se reunió con un grupo de amigos que se la ofrecieron; aunque esa primera vez con 18 años de edad no tuvo ningún efecto sobre él, ahí empezó su consumo.

“Yo era de esos chavos que decía no a marihuana, o les decía por qué hacen eso”, relató. En una segunda ocasión, con la banda Pink Floyd de fondo, la sensación de risa constante se apoderó de él.

Su consumo ha ido más allá de las sensaciones que produce, porque asegura que la marihuana trae beneficio a las salud que no aportan las drogas legales como el tabaco y el alcohol.

“Hay otras drogas que están legalizadas como el consumo del tabaco, el alcohol, que son nocivos y viciosos, y pues la marihuana trae consigo efectos medicinales, no solo el fumarlo, sino que puede ser en gotas, en aceites, comestibles, en leche, en mantequilla, que combaten la epilepsia y otras enfermedades”, aseguró.

De hecho, este día se inauguró un espacio dedicado a la atención de personas que sufren padecimientos y necesitan atención por medio de los compuestos de la marihuana.

Green House 420 es un espacio que cuenta con huertos medicinales, medicina alternativa pero también hay cocina alternativa, destilados, conservas, coctelería y cultura por medio de música, escena y audiovisual.

More

Deja un comentario