Trabajadores del Hospital Pediátrico en huelga para pedir vacunación

Por Ángeles Mariscal

Las vacunas antiCOVID son la esperanza para terminar con la pandemia, están diseñadas para contraatacar el virus SARS-CoV2, labor que, hasta hace pocos meses, solo realizaba el personal sanitario que día y noche labora en hospitales y centros de salud. 

Los primeros en recibir estos escudos protectores, según la estrategia nacional en México, son este personal sanitario; sin embargo, el manejo y aplicación de las vacunas antiCOVID en Chiapas ha sido discrecional, y se ha desprotegido a más del 50 por ciento de trabajadores de la salud a quienes el gobierno estatal les ha negado la vacuna.

Al Hospital de Especialidades Pediátricas llegan cada día decenas de niñas, niños y adolescentes con enfermedades graves, que por su condición, son considerados inmunodepresivos; es decir, su sistema inmunitario está debilitado en su capacidad para combatir infecciones, entre ellas las del virus COVID-19.

Las vacunas contraatacan, pero personal de salud no recibe los escudos 1

Cuando llegan al hospital, además de la enfermedad que ya padecen y por la que acuden a tratarse, muchos están también contagiados del coronavirus. Pero en tanto se les hacen las pruebas para diagnosticarlos, pacientes y sus familias tienen contacto con médicos, enfermeras, laboratoristas, personal de limpieza, administrativo, de seguridad, entre otros.

Los contagios de COVID se pasan así al personal hospitalario; por ejemplo, en enero de 2021, al menos 20 de los trabajadores estaban contagiados, explicó el Secretario General de la seccion 98 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA), Francisco Javier Gallegos Aguilar, durante su participación en el programa Pandemonium.

https://www.youtube.com/watch?v=vB750gmKZss

Pese a esta situación, el Hospital no es considerado un “hospital covid”, categoría que implementó el gobierno de Chiapas para filtrar a quienes entrega dotaciones de las vacunas que podrían detener los contagios al interior del centro; tanto de pacientes al personal, como del personal que en tanto identifica los síntomas de la enfermedad en su cuerpo, llega a tener contacto con los pacientes inmunodeprimidos.

Al Hospital de Especialidades Pediátricas, el gobierno de Chiapas únicamente entregó medio millar de vacunas, que alcanzaron a cubrir al 50 por ciento de los trabajadores de la salud. No se consideró prioritario inmunizar a la totalidad de quienes laboran ahí.

Y entre quienes recibieron la vacuna, sólo el 25 por ciento tiene las dos dosis que se requieren para alcanzar la inmunización.

Por esta razón, desde el pasado 12 de marzo, los trabajadores del Hospital iniciaron un paro de labores activo, para exigir que todas las personas que laboran en ese centro de salud reciban la vacuna. 

Eira Abril Pascual Antonio, pediatra inmunóloga del Hospital, explicó en Pandemonium, que se encuentran en situación de vulnerabilidad por los contagios, desde los policías de entrada, hasta los laboratoristas y médicos, enfermeras, administrativos, y personal de limpieza.

Las vacunas contraatacan, pero personal de salud no recibe los escudos 2

“Los niños (que portan el virus de COVID) son transmisores, aún cuando no presenten síntomas”, y los trabajadores que no están inmunizados con la vacuna, también llegan a ser un factor de riesgo para los pacientes, detalló.

Francisco Javier Gallegos valoró que, en la estrategia de vacunación, el personal de salud es importante, porque su protección le permitirá continuar dando la atención a los pacientes. 

“El trabajador de salud siempre va a estar muy expuesto, esto extiende el riesgo de contagios a pacientes y sus familias; y a las familias de los trabajadores de la salud”. 

Explicó que, sin la cobertura del cien por ciento del personal, “es complicado hacer cerco epidemiológico”.

En Chiapas, de acuerdo al líder sindical, en la zona de los Altos y la sierra, la situación de los trabajadores de clínicas y hospitales, es aún más complicada; en estas regiones sólo se ha vacunado al 20 por ciento de ellos.

More

Deja un comentario