Tuxtla Gutiérrez.- Por incumplimiento de pago de retroactivo y promesas en mejoras para la Policía Municipal de Cacahotán, por parte del Ayuntamiento que dirige, Julio Calderón Sen, los elementos policiacos de dicho municipio pararon labores por más de cuatro horas.

 

Cabe recordar que en el mes de febrero los policías municipales también realizaron un paro de labores para exigir que el Ayuntamiento de Cacahoatán cumpliera con el pliego petitorio en el que solicitaban el pago inmediato del retroactivo.

 

Derivado de la primera suspensión de labores las autoridades municipales se comprometieron a realizar los pagos para la segunda quincena de febrero, sin embargo esto no se cumplió, por lo que de nueva cuenta los policías decidieron volver al paro el cual realizaron en las instalaciones de la comandancia.

 

Debido a que los policías aseguraron que no volverían a las labores hasta que recibieran el pago del retroactivo el Ayuntamiento se vio en la necesidad de liquidarles la compensación.

 

CORTAN PASO DE AGUA

 

Por incumplimientos en dos obras del Ayuntamiento de Cacahoatán, habitantes de la comunidad Rosario Ixtal cerraron la toma de agua que abastece a la cabecera municipal.

 

El agente municipal de la comunidad Rosario Ixtal, Armando Ochoa González, dijo que el alcalde, Julio Calderón no ha cumplido con las promesas de campaña y ha dejado obras inconclusas. Además aseguró que no cuentan con servicios básicos que también se comprometió a darles.

 

Los pobladores también lamentaron que los accesos a la comunidad estén en pésimo estado y aunque han buscado reuniones con el Ayuntamiento el alcalde se niega recibirlos, por lo que por las constantes inconformidades decidieron cerrar la toma de agua, pues saben que es la única manera de presionar a las autoridades.

 

More

Deja un comentario