Rubí Zúñiga.

 

Tuxtla Gutiérrez.- Hace 22 años doña Susana Nucamendi Ruiz decidió hacer su sueño realidad y con mucho sacrificio e ilusión inició con el negocio de decoración con globos, que lleva por nombre “La Bombita”, una empresa familiar en la que su objetivo es hacer feliz a sus clientes con innovadores diseños y precios accesibles.

Doña Susana comenzó trabajando en su casa, pues no contaba con el capital suficiente para rentar un local, además cuidaba a sus tres hijos, y realizaba labores en el hogar.

 

“Siempre quise trabajar, pero en casa por mis hijos. Inicié colgando una lonita pequeña afuera de mi casa, ahí puse qué sabía hacer y la verdad no pasaba de arcos y flores, y así trabajé muchos años, pero me capacité, fui a cursos y talleres. Cinco años después pude poner mi local, justamente un 14 de febrero, como fue saliendo el trabajo avanzamos”.

 

La propietaria asegura que el éxito de “La Bombita” se debe a que desde el inicio ha tenido la participación de todos los miembros de su familia, pues aunque eran pequeños sus hijos la ayudaban y su esposo durante los fines de semana la acompañaba a realizar las decoraciones.

“Siempre hemos trabajado en familia, mi esposo al inicio los fines de semana iba conmigo a decorar salones y mis hijitos aunque eran pequeños me ayudaban. Poco a poco fuimos consiguiendo clientela y gracias a Dios hasta nos dio para contratar gente, pero también de la familia”.

 

Los años han pasado y su familia sigue junto con ella al pie del cañón. Su hija mayor se encarga de promocionar los productos en las redes sociales, el de en medio es el que ha aprendido a realizar los arreglos de moda y su hijo menor y su esposo los apoyan en lo que se necesite.

“Tengo la ayuda de mis dos hijos mayores; Alberto es el que mas se ha especializado en los arreglos más modernos, y es que los jóvenes traen las ideas más nuevas y es gracias a ellos que este negocio se mantiene en tendencia”, dijo.

 

Además de la decoración con globos en “La Bombita” puedes encontrar peluches, envolturas, emplayados, chocolates, detalles, cajas decorativas y dulces.

 

PANDEMIA

 

La pandemia por Covid-19 ha sido un reto para “La Bombita”, pues por las disposiciones de las autoridades de Salud las fiestas y eventos se han cancelado, lo que ha provocado que busquen nuevas alternativas como las caravanas de autos; además las bajas ventas han hecho que disminuyan sus ingresos.

 

“Ahora decoramos autos pata caravanas, habitaciones, la verdad no ha pegado muy fuerte la pandemia pero hay que seguir luchando y que no decaiga el ánimo. Acá tenemos servicio a domicilio, pagos por transferencia y todo lo sanitizamos”, indicó.

 

Sin embargo, pese a las pérdidas en “La Bombita” han mantenido los mismos precios, ya que saben que la economía de todas las familias chiapanecas ha sido golpeada por la pandemia de Covid-19.

 

“Tenemos tres temporadas fuertes: diciembre, 14 de febrero y clausuras. Para este San Valentín disminuyó la inversión porque no podíamos arriesgarnos a perder más. Además no pude viajar para hacer las compras porque en el centro del país hay muchos casos y corría el riesgo de enfermarme y para mí lo más importante es la salud, pero esperamos en Dios que podamos vender lo que compramos”.

 

En decoraciones “La Bombita”, ubicado en la 10a Sur entre segunda y tercera poniente #337- B, esperan a los tuxtlecos con el compromiso de ofrecer un servicio de calidad, pues para ellos lo más importante es dejar satisfechos a sus clientes.

 

More

Deja un comentario