in

Dos acusaciones por negligencia recaen en el IMSS de Bochil

Hay una madre y dos bebés muertos; en uno de los casos el IMSS Chiapas anunció que ya iniciaron las investigaciones para esclarecer los hechos.

Samuel Revueltas

 

Dos casos de presunta negligencia médica son motivo de denuncia en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Bochil, cuyo lamentable resultado ha sido el fallecimiento de una madre y dos bebés.

La primera ocurrió el 1 de noviembre. Miguel Ángel López, originario de Jitotol vino a Tuxtla para hablar ante los medios y expresar su indignación porque su esposa y su bebé fallecieron cuando estaba por dar a luz.

Cuando llegó al IMSS el domingo, dijo, recibieron a su esposa pero no había médicos; después de dejar a su esposa en cama, le pidieron que saliera y luego de un lapso  le dijeron que había fallecido.

“¿Por qué a mi mujer no la atendieron?, tan siquiera la hubieran intentado llevar al quirófano para hacer la cesárea, es la inconformidad que traigo ahorita, tan siquiera hubieran salvado una vida, pero murieron los dos en la misma cama sin que la llevaran a quirófano”, lamentó.

A Miguel Ángel le queda cinco hijo y aseguró que su esposa no tenía ningún problema médico, pues así lo comprueban los ultrasonidos; se refirió a la muerte en el mismo IMSS de un bebé, por ello se decidió a denunciar.

En el segundo caso, circuló en redes sociales la acusación que hace Guadalupe Núñez López, quien denunció la presunta negligencia en el mismo IMSS de Bochil, el 14 de noviembre, donde falleció su hija.

Afirma que la niña nació viva luego de la cesárea practicada a su esposa, pero que posteriormente se la entregaron muerta, envuelta en una sábana; sin embargo, al descubrirla notó una enorme sutura en el cuello.

Sobre este último hecho, Enrique Leobardo Ureña Bogarín, titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del IMSS en Chiapas, informó en un video que ya se iniciaron las investigaciones para esclarecer los hechos.

Explicó que la mujer de 30 años acudió al Hospital Rural para su valoración con 39.5 semanas de gestación, por lo que fue llevada a la sala de expulsión y ahí hubo complicaciones por lo que realizaron diversos procedimientos.

“Se presentaron complicaciones por lo que se realizaron procedimientos de encogimiento de hombros, mismo que se emplean cuando el producto tiene dificultad para ser expulsado; lamentablemente el resultado no fue favorable”, detalló, al tiempo que refirió que en todo momento se cuidó la vida de la madre.