in

IMSS identificó al menos a 60 derechohabientes con sospecha de cáncer de mama

Terminó el mes rosa, el machismo sigue siendo factor que obstaculiza la detección oportuna de cáncer de mama.

Tuxtla Gutiérrez.- Alrededor de 90 mujeres chiapanecas han acudido al día a la Jornada de Detección de Cáncer de Mama por Mastografía en Chiapas implementada por  el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cifra que rebasó las expectativas, pues esperaban de 20 a 30.

Gracias a que en la última semana del mes de agosto Chiapas pasó a amarillo en el Semáforo Epidemiológico Nacional, el IMSS inició con la Jornada de Detección de Cáncer de Mama a través de la Unidad Móvil de Mastografía y las Unidades, dijo  Licely Angélica Gómez Ricardez, coordinadora auxiliar médico de Salud Pública.

 

“Iniciamos cuando el estado pasó a semáforo amarillo, y desde esa fecha hasta ahora llevamos 2 mil 500 mastografías, de las cuales hemos identificado a 60 derechohabientes con sospecha de cáncer de mama, y ya se les realizaron los estudios complementarios. Esperábamos de 20 a 30 pero la respuesta de la gente ha sido buena y por eso hemos alcanzado hasta 90”.

La especialista aseguró que las cifras de mastografías al día podría ser mayor, pero debido a que siguen los protocolos sanitarios para evitar contagios de Covid-19  desinfectan y limpian el equipo  cada que sale una paciente, lo que “reduce  el tiempo de la atención de la unidad”

 

La doctora Licely Gómez señaló que el mayor número de derechohabientes que han atendido forman parte del  grupo blanco, es decir mujeres entre los 40 a 49 años,  por lo que consideran que la pandemia ha influido para que las del sector entre los 50 a 69 años no acudan con tanta  frecuencia.

 

“Por la pandemia la respuesta es mejor en mujeres jóvenes de 40 a 49 años  que las mujeres de 50 a 69 años.  Creemos que por ser parte de los grupos de riesgo las mujeres de estas edades han preferido no tener tanta exposición, pero no pueden olvidar que la mastografía se tiene que realizar forzosamente cada dos años y que los padecimientos no paran y es indispensable la detección a  tiempo”.

 

La coordinadora auxiliar médico de Salud Pública aceptó que  “la pena de que vean sus senos y el machismo” siguen siendo factores para que las mujeres no acuden a revisión de manera constante para una detección oportuna de cáncer de mama.

“Tratamos de difundir durante este mes la importancia de la detección, pero no solo con las mujeres sino también con familiares, esposos e hijos. Hemos avanzado bastante porque ahora las derechohabientes se sienten más en confianza  con las radiólogas, pero si detectamos que falta mucho apoyo de las familias porque solo una o dos de las que se hacen el estudio van acompañadas”, finalizó.