in

A la venta dulces y artículos para el Día de Muertos

¡Hay incertidumbre! Comerciantes no esperan buenas ventas, los concursos de altares de escuelas y dependencias les hacen el gasto.

Tuxtla Gutiérrez.- Vendedores del mercado 5 de Mayo en Tuxtla Gutiérrez ya están listos para las ventas de dulces y artículos de ocasión para la celebración de Día de Muertos, sin embargo están conscientes de que por la pandemia de Covid-19 no tendrán tan buenas ganancias como en otros años.

 

Uno de los mayores ingresos de los comerciantes de productos alusivos al Día de Muertos son gracias a la preservación de esta tradición en los planteles educativos y oficinas de gobierno; sin embargo, este año, al no haber clases y labores de la burocracia presenciales, se cree que la venta de calaveritas, dulces y flores será inferior a otros años.

 

“Este año no compramos la misma cantidad de producto porque es muy difícil que se reanuden las clases presenciales, y nosotros vendemos muchos por los concursos de altares de las escuelas y oficinas de gobierno. Ya no podemos seguir con pérdidas económicas, por eso reducimos  un 60% la compra de mercancía”, dijo Adriana Mayorga Martínez, propietaria de los locales 10 y 11 del mercado 5 de mayo.

 

Los comerciantes exhortaron a la población tuxtleca a conservar las tradiciones, apoyar a los comercios locales y acudir a los mercados tradicionales, donde pueden encontrarse una gran variedad de productos de calidad para esta temporada, a costos accesibles, pero siguiendo las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19.

 

“Lo más importante es la salud y hay que seguir las indicaciones de las autoridades, pero desde casa podemos seguir nuestras tradiciones, hacer nuestro altar, y recordar a nuestros difuntos, pero ojalá que nos ayuden a reactivar la economía un compren en los mercados locales porque tenemos frutas de la época, adornos, dulces, pan de muerto, y cacahuate”, mencionó.

 

En lo que refiere a los costos, la vendedora aseguró que mantendrán los mismos precios, ya que están conscientes de que por la contingencia sanitaria la economía de la ciudadanía ha sido afectada.

 

“No vamos a subirle nada, vamos a manejar los mismos precios porque la gente no tiene mucha solvencia económica. Afortunadamente ya hay gente que está comprando, se está preparando y la verdad es que eso también es un suspiro por todas las pérdidas que tuvimos”, concluyó.