in ,

Fotógrafos de eventos sociales piden que los dejen trabajar

La contingencia los afectó, pero en la “nueva normalidad”, acusan a propietarios de salones de impedirles trabajar.

Tuxtla Gutiérrez.-  La  contingencia sanitaria por Covid-19 afectó a los fotógrafos de eventos sociales, quienes por las cancelaciones de bodas, XV años y  bautizos no percibieron ingresos, por lo que con la reactivación hicieron un llamado a los planenrs y salones de fiestas para que no les prohíban el acceso a los festejos, pues al igual que ellos necesitan trabajar.

 

Roberto Mendoza Cruz, secretario general de la Unión de Fotógrafos Técnicos Unidos de Chiapas, con más de 50 de existencia, pidió que haya “unión y comprensión”, en el gremio, ya que antes de la pandemia salones como “Mozé y Country Royal” les impedían vender las fotografías que tomaban en eventos religiosos, lo que para ellos significa una pérdida económica.

 

“Pedirle a los dueños de salones que se pongan la mano en el corazón, que nos faciliten la entrada a las fiestas para vender nuestro trabajo, nosotros no les quitamos o arruinamos su negocio porque son fotos de los eventos religiosos o de invitados en la mesa; lamentablemente salones como Mozé y Country Royal nos prohíben la entrada, solo ingresamos cuando los mismos clientes lo piden, de no ser por eso tendríamos más perdidas”, dijo.

 

Recordó que las fotografías que venden en  eventos como bodas, XV años y  bautizos oscilan entre los 25 y 30 pesos,  un costo económico si consideramos que “se está adquiriendo un recuerdo”.

 

“Mucha gente joven no nos quiere comprar porque dicen que ya tienen la fotografía en el celular, pero muchos no las imprimen, y si pierden, roban o bien borran a imagen se quedan sin ese recuerdo, por eso también los invitamos a valorar las fotos y que nos compren porque además de eso viven nuestras familias”, dijo.

 

Mendoza Cruz, dijo que durante la contingencia los 30 agremiados a la Unión de Fotógrafos Técnicos Unidos de Chiapas tuvieron que dedicarse a otros oficios para poder llevar un sustento a sus hogares.

 

“Nos quedamos sin tomar fotos, pero no sin trabajar porque había que llevar sustento a la casa, así que nos dedicamos a otras cosas para salir adelante, por ejemplo yo este tiempo he sido taxista, pero ahora que ya podemos ir a eventos estamos contentos y también comprometidos con las medidas sanitarias para evitar contagios del coronavirus”, concluyó.