in

Doña Genoveva trabaja para pagar su hemodiálisis

“No quiero que me regalen dinero, solo quiero que me compren lo que vendo y preparo”, expresó la abuelita que incluso podría perder la vista.

Tuxtla Gutiérrez.- Genoveva Robles Aguirre, es una mujer de la tercera edad que no cuenta con el recurso económico para pagar las hemodiálisis que le realizan a la semana, es por eso que para aprovechar el tiempo de espera en la clínica decidió  instalar afuera de esta una pequeña mesa dulces, tortas y papas fritas.

El puesto de doña Genoveva está ubicado sobre la 8ª norte, esquina con 3ª oriente, ahí bajo un árbol está mujer lucha por ganarse la vida, por conseguir el dinero para costear las hemodiálisis que recibe los días lunes, miércoles y viernes.

“No quiero que me regalen dinero, solo quiero que me compren lo que vendo y preparo”, mencionó doña Genoveva, quien además tiene amputado una parte de un pie y está por perder la vista.

Esta abuelita  se dedicaba en la juventud a decorar salones de fiestas y hacía recuerdos para bodas y 15 años, pero por lo mermada que se encuentra su salud actualmente no puede seguir trabajando en lo mismo.

El apoyo de sus familiares es muy poco, por lo que los días que no va a la clínica, Doña Genoveva vende plantas y artículos de  decoración en su domicilio ubicado en la 12ª sur entre 19 y 20 poniente, en la colonia Penipak.

Doña Genoveva forma parte de los  más de 13 millones de personas de 60 o más que hay en México, según cifras del Inegi. De esa cifra53.9 % son mujeres y 46.1 son hombres y  el 16 % sufre abandono y maltrato.

De la población económicamente activa con alguna limitación el  52.9 % trabaja por su cuenta, mientras que 22.6 % son empleados y el 11 %  trabaja sin recibir un sueldo. Además solo el 26.1 % de los adultos mayores se encuentran pensionados.

La situación de los adultos mayores en México es cada vez más crítica, de acuerdo con el Instituto Nacional de las Personas Adultas  (INAPAM), tres de cada cinco adultos mayores  sufren violencia intrafamiliar, lo que los obliga a vivir en la calle.

Este viernes 28 de agosto es el Día del Abuelo en México, pero para Doña Genoveva Robles la celebración es lo de menos, porque ese día para ella lo más importante es salir bien de su hemodiálisis y vender sus productos para seguir pagando su tratamiento.

El Día del Abuelo es también una fecha concientizar acerca del trato que reciben nuestros adultos mayores, quienes en sus años de juventud dieron todo por su familia.