in

Denuncia el abuso que vivió y no le hacen caso

La autoridad no quiso atenderla; en redes, denuncian la posible complicidad del Ayuntamiento de Villaflores, que preside Mariano Rosales, para protegerlos

Samuel Revueltas

Una joven denunció el abuso sexual del cual fue víctima en el municipio de Villaflores, acto que desde el momento de la denuncia ha derivado en una serie de abusos de parte de las autoridades que están tratando de evitar que se castigue el hecho.

Al no ser escuchada por la autoridad competente, hizo pública su denuncia y de inmediato comenzaron los ataque en su contra; usuarios señalaron la complicidad del alcalde Villaflores, Mariano Guadalupe Rosales Zuart.

“Son conocidos del Mariano x eso no les haran nada (sic)”; “Los que están comentando contra la chava son de la presidencia asi siempre la hacen (sic)”, escribieron los usuarios Ari Valencia y Maquias Rodel. La cuenta de la joven, incluso fue suspendida.

Relató en entrevista que fue el martes 11 de agosto cuando al salir a tirar basura, un automóvil negro se le acercó con tres tripulantes; el chofer le aventó las luces para cegarla, sacó la mano izquierda para retenerla y ahí mismo la tocaron e intentaron subirla al carro.

Fue gracias a la intervención de una vecina que al darse cuenta de los hechos, realizó ruidos para advertir la presencia y con ellos que los violentadores la dejaran; la joven logro zafarse y correr, por fortuna había una patrulla y la auxiliaron.

Ella recuerda que la trasladaron a la Fiscalía para levantar su denuncia, pero la minimizaron al considerar que no se trataba de un delito grave; al siguiente día tuvo una cita con una psicóloga del lugar, quien también tuvo un trato indiferente con la víctima.

Le pusieron trabas: le cuestionaron el porqué denunciar en Villaflores si radica en Tuxtla Gutiérrez; le adelantaron que se trata de un proceso largo y que por tanto son muchas las vuelas que debe dar. Ella fue tajante al decir que sí quería denunciar a sus violentadores.

Ellos, en tanto, estaban también en la Fiscalía declarando a un costado; afuera, estaban familiares de los agresores.

Luego de ese hecho, ha venido una serie de acciones en contra de ella, quien decidió también denunciar el abuso que sufrió en redes sociales. La han insultado y hasta provocaron la eliminación de su publicación y la suspensión de su cuenta.

Ha recibido amenazas, antes de que le cerraran la cuenta recibió decenas de mensajes de cuentas falsas donde le han a conocer sus datos y que la están buscando, por ello solicitó la ayuda para su protección.