in

Estafan a vendedor de ajos

Una mujer lo engañó, le pidió 22 cajas de ajos, le dio dos direcciones para entrega y luego desapareció, ahora le debe a sus proveedores.

Tuxtla Gutiérrez. Más de 15 mil pesos fue lo que perdió Darinel Bravo Dean, comerciante que el pasado jueves 23 de julio fue engañado por una mujer, quien le habría pedido 22 cajas de ajos, sin embargo con una serie de engaños se llevó la mercancía sin pagarla.

“Esta mujer me contactó por teléfono y me pidió que le vendiera 30 cajas de ajos y que las llevara a un local ubicado en Calle Central entre 10ª y 11ª sur de Tuxtla Gutiérrez, así que el jueves se las llevé y ahí le dejé 22 cajas, porque ocho más serían entregadas en otro sitio en donde según me pagaría, pero todo fue un engaño”, narró Bravo Dean.

Según el denunciante la mujer, que tiene como seña particular una protuberancia en el cuello, le aseguró que en la taquería La Favorita, ubicada sobre la carretera a Villaflores le harían el pago de las 30 cajas de ajos, pero al llegar al lugar se percató que el sitio no existía.

“Ella fue muy amable y me dijo que en la taquería La Favorita me pagaría, así que me fui confiado porque aún me faltaban darle ocho cajas. Llegué al lugar y no había ninguna taquería, así que comencé a llamarle y me mandaba a buzón y ya estaba bloqueado de mensajes,  a partir de ese momento no supe nada más de esa persona”, dijo.

Tras percatarse que todo era un engaño, el comerciante de 47 años regresó al local en donde había entregado las 22 cajas, pero ahí le dijeron que no conocían a la mujer y que tan solo habían visto que la mercancía había sido llevada en taxis.

“Regresé a buscarla y cuando llegué me dijo una  vendedora de pozol que trabaja en ese negocio que ella no la conocía, que solo había llegado a consumir, pero que no la había visto antes, le pregunté por mi mercancía y solo me dijo que según se la llevaron en taxis”.

Desde ese mismo día Darinel Bravo decidió levantar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), pues su pérdida asciende a los 15 mil 400 pesos, ya que cada caja tiene un valor de 700 pesos.

“Ese mismo día me  fui a la policía cibernética para que me ayudaran a dar con la ubicación del teléfono con el que me llamaron, pero me dijeron que primero levantara mi denuncia, así que me fui a la fiscalía y mi expediente es  el RA2056-101-01012020. Regresé a la policía cibernética y  aunque me tomaron mis datos yo quisiera que de verdad se comprometieran a  ayudarme porque esa mujer afectó el patrimonio de mi familia”, indicó.

La pandemia por Covid- 19 ha mermado las ventas de don Darinel Bravo, por lo que al ver que le querían comprar más de 21 mil pesos en producto vio una oportunidad de tener ganancias y ayudar a su familia en estos tiempos de crisis.

“Me emocioné porque han sido días con pocas ventas y al saber que habría buena ganancia pues decidí aceptar, pero jamás creí que esa mujer que se escuchaba tan buena me haría eso, ahora tengo que pagarle a mi proveedor y no sé cómo le voy a hacer porque yo soy el sustento de mi familia”.

Don Darinel pide a las autoridades, pero en especial a la policía cibernética que le ayuden a dar con la ubicación de la mujer que lo habría estafado, pues además que necesita que le resarzan el daño busca que esta persona deje de aprovecharse de la necesidad de la gente.