in

Grajales Yuca es preso político, aseveran sus abogados

“Lo que no sabemos es si vayan a haber más médicos en las instituciones ayudando a las personas cuando ahora traer un estetoscopio es como traer una R15”

Samuel Revueltas

Al dar a conocer que el médico Gerardo Vicente Grajales Yuca fue vinculado a proceso por determinación del juez Carlos Inocencio Morales Urbina, los defensores Antonio Juárez Navarro, del despacho Blindaje Médico Jurídico y el abogado Miguel Negrón, consideraron que están ante un caso de prisión política.

En entrevista afuera del Centro Estatal Preventivo no. 1 en Chiapa de Corzo, posterior al juicio abierto que empezó a las 11:00 am y concluyó a las 3:00 pm, se dijeron consternados porque a pesar de todos los elementos de prueba, el Poder Judicial decidió no otorgarle la libertad al médico, por lo que recurrirán al amparo.

“Jurídicamente lo que pasó adentro es inverosímil, el juez escuchando solo lo que ellos dicen, nosotros aportando todo y no sabemos porqué el juez tomó una decisión tan arbitraria, existe copia del audio y video por supuesto nos vamos a apelar, nos vamos a amparar”, expresó Antonio Juárez Navarro.

En esta vinculación a proceso pasarán a una fase donde se complementarán elementos de prueba, el cual que llevará cuatro meses en los que Grajales Yuca estará a disposición del juez.

El abogado señaló que apenas este 29 de julio fueron nombrados defensores y les da muy poco margen de actuación para aportar elementos, lo cual a pesar se hizo a cabalidad.

“El médico se formó para ayudar, para salvar vidas, está plenamente demostrado, pero el juez lo considera peligroso; le expusimos que el artículo 19 de la Constitución donde dice que el fiscal para que solicite que esté detenido, se necesita unos requisitos de procedibilidad que no se tienen, y hagan de cuenta que los ignora, la verdad que estamos muy indignados”, agregó.

Es importante mencionar que las declaraciones fueron con desconocimiento de los abogados de que se había realizado una conferencia de prensa, donde el fiscal Jorge Luis Llaven Abarca había declarado que existía una carpeta de investigación adicional.

Por ello mencionó que solo existe un delito, el de abuso de autoridad, que a consideración del abogado Miguel Negrón, no amerita prisión por no ser grave, debería llevarlo a libertad, pero de acuerdo con la Fiscalía y el juez es una persona peligrosa y podría hacerle un daño a la víctima, cuando el doctor se ha dedicado a salvar vidas.

Es un tema político, asentó, porque agregó que la denuncia que hace la víctima solo tiene dos testigos, que son dos testimoniales, donde el 85 por ciento dicen las mismas palabras, declaraciones idénticas, que fueron copiadas y pegadas.

Un dato más, con lo cual comprueban que se cometió el delito de abuso de autoridad, son 10 recetas médicas que no fueron suscritas por el médico Grajales Yuca, sino por los médicos tratantes de cada paciente y que lo anota en su expediente clínico, los cuales la Fiscalía nunca los solicitó para presentarlos como prueba.

Puntualizó Juárez Navarro que los medicamentos que se solicitaron no fueron firmados por el detenido, que la solicitud de medicamentos solo comprueba que no había y que la responsabilidad de la autoridad no se cumplió y, finalmente, que se estaba tratando a una persona no derechohabiente.