in

Sindicato tapadera, quiere que reincorporen a maestros acosadores

Por encubrir acoso sexual, Colectiva Feminista exige destitución de Fredi Eugenio Penagos García, secretario general del Sindicato del Personal Académico (Spaunicach).

Tuxtla Gutiérrez.- Hermanas Ujil: Colectiva Feminista Universitaria, emitió un pronunciamiento ante la reincorporación de cuatro docentes de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), tras haber sido denunciados por estudiantes por casos de acoso sexual.

Los cuatro docentes desempeñaban sus labores en la Facultad de Ciencias Odontológicas, Humanidades y en el Instituto de Ciencias Biológicas de la Unicach, fueron exhibidos el pasado 10 de marzo por acoso sexual, hostigamiento y abuso de autoridad en el ‘tendedero del acoso’.

El estatuto general de la Unicach establece como falta grave realizar actos de violencia, vandalismo, difamación, acoso laboral o sexual, hostigamiento escolar, violencia de género o faltas de respeto contra cualquier miembro de la comunidad universitaria y faculta a las autoridades para destituir del cargo o rescindir la relación contractual como una sanción a dichos actos.

En respuesta, el sindicato del personal académico que representa Fredi Eugenio Penagos García, a través de un comunicado exigió la reincorporación de los cuatro docentes argumentando que no fueron juzgados legalmente y que se violentó el contrato colectivo de trabajo vigente.

Cabe destacar que el Secretario General del Spaunicach que se desempeña como Profesor Investigador de Tiempo Completo Titular B del Instituto de Ciencias Biológicas, así como docente de la Facultad de Ciencias Odontológicas y Humanidades de la universidad, también ha sido señalado por acoso sexual.

Hermanas Ujil: Colectiva Feminista Universitaria, así como la comunidad estudiantil en general, exigen al rector Rodolfo Calvo Fonseca, atender todas las denuncias y dar seguimiento conforme a la ley para garantizar un espacio libre de cualquier tipo de violencia hacia las mujeres.

La exigencia fue también respaldada por organizaciones de la sociedad civil, académicas de diferentes instituciones, activistas, defensoras de derechos humanos y estudiantes de diversas universidades, a través de un oficio dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, al gobernador Rutilio Escandón y al rector de la Unicach.