in

Acciones penales o administrativas las opciones para denunciar negligencia médica

Tuxtla Gutiérrez. A través de redes sociales usuarios de Chiapas han denunciado fallecimientos de personas afuera de instituciones de salud pública, que habrían negado o retrasado el servicio a pacientes que según sus familiares estaban contagiados por Covid- 19.

Tan solo este martes medios locales de Tapachula reportaron la muerte de una mujer en la puerta principal de una Clínica de Atención Respiratoria Covid-19, luego de que esperara varias horas afuera para ser atendida.

En el video se escucha el grito desesperado de “levántate mami”, de  una de las personas que  acompaña a la mujer tendida en el piso, quien recibe reanimación aparentemente por un médico, sin embargo el esfuerzo fue en vano.

Ante situaciones irregulares en las que un paciente –o familiar de un paciente- considere la necesidad de implementar acciones legales, el abogado e investigador de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), Omar David Jiménez Ojeda, indica que los agraviados pueden recurrir a una cuestión penal o bien de carácter administrativo.

“La negligencia médica es una actuación errónea de alguien que siendo capacitado realiza un trabajo deficiente, un error que deja secuelas, pone en riesgo la vida, o bien provoca que se pierda. Una de las salidas es recurrir a una acción penal, pero también existe una salida de carácter administrativo porque en Chiapas existe la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico del Estado, que se formó en 2001”.

El académico destacó que la Comisión “trata de conciliar cuando es posible, e incluso si no se puede que se dirima la controversia les da un tipo de asesoría para canalizarlos a la instancia competente”.

Según datos de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), en 2019 se recibieron 17 mil 358 inconformidades médicas, 47.5 en promedio al día, esto es 13.5% mayor que las registradas en 2018. 

Las cifras oficiales señalan que alrededor de 70% de las quejas recayeron en instituciones públicas, las cuales encabeza el IMSS, seguido por el Issste; el resto corresponde a servicios privados.

“El sistema de salud universal está colapsado y el de México y Chiapas no son la excepción pero hay que darnos cuenta que en tiempos de emergencia también hay una corresponsabilidad, pero también hay que tomar en cuenta que  la salud es derecho humano de  todas las personas, y cuando necesitemos  satisfacer este derecho hay que recurrir a los medios con los que se cuenta, en este sentido es la salud pública,  llámese seguridad social o cualquier otro mecanismo”, concluyó el abogado e investigador.