in

Niños piden ayuda en Berriozábal

A Joaquín Zebadúa no le pidieron juguetes, sino que entregue parejo los apoyos; la pandemia dejó a sus padres sin empleo.

Tuxtla Gutiérrez. En pleno Día de la Niñez, infantes de la colonia Candelaria del municipio de Berriozábal no pidieron juguetes, sino alimento para sobrevivir, pues la pandemia dejo a sus padres sin trabajo y aquellos que aún siguen laborando aseguran tener una disminución en sus ingresos.

Los menores usaron  hojas de sus cuadernos y pancartas para escribir las frases “En casa  y sin comida”, “Queremos comida ayúdennos”, y “No tenemos comida”, para pedirle al presidente municipal Joaquín Zebadúa Alva entregue los apoyos que ha prometido  para los grupos vulnerables durante la contingencia por Covid- 19.

“El día de hoy se conmemora el Día del Niño y en nuestro país estamos pasando en nuestros hogares y con nuestras familias. No pedimos juguetes, pedimos ayuda alimentaria para toda la población de la colonia Candelaria”, dijo la niña Grecia Camila “N”.

Los niños de la colonia Candelaria  de Berriozábal pertenecen a familias que viven al día, en donde la mayoría de los hombres se dedica al campo o al comercio informal y las mujeres a las tareas del hogar.

Lamentablemente hasta este 30 de abril los habitantes de la Candelaria no han sido beneficiados por las autoridades municipales, por lo que esperan que el alcalde los tome en cuenta y les reparta las despensas que el Gobierno del Estado mandó para las familias vulnerables y grupos en situación de emergencia durante la contingencia por COVID-19.

El alcalde Berriozábal se une a la lista de ediles que han violado la Jornada Nacional de Sana Distancia y el exhorto del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de no aprovechar la contingencia para promocionar su imagen, pues ha sido captado visitando varias viviendas para entregar las despensas enviadas por el Gobierno del Estado de Chiapas para el beneficio –apolítico– de familias de escasos recursos.