En hechos distintos, dos jóvenes se suicidaron en Las Rosas y San Cristóbal de Las Casas, situación que preocupa por estar al alza.

En Las Rosas, se reportó el deceso de un joven de 28 años, de nombre Luis Fernando, en el barrio San Antonio, quien ató un cable a su cuello y con ello puso fin a su vida.

En tanto que en San Cristóbal, un joven de 20 años, quien llevaba por nombre Alan Alejandro, también se ahorcó en su domicilio en Infonavit La Isla.

El suicidio es uno de los fenómenos humanos de mayor complejidad: llegar a la decisión de quitarse la vida implica una serie de condiciones que, en la mayoría de los casos, están vinculadas a realidades de sufrimiento, violencia, angustia y pérdida de sentido de la existencia.

En cualquier escenario, lo que es cierto también es que en México se tiene una enorme carencia de servicios de salud mental: no se cuenta ni con la oferta suficiente ni con las capacidades institucionales para ofrecer atención oportuna a una población que, de acuerdo con los datos del Inegi, en los últimos años registra cifras por arriba de los 30 millones de personas que se han deprimido al menos una vez en la vida.

Anuncios

Deja un comentario