Monseñor Fabio Martínez Castilla está en recuperación y gracias a su maniobra la mordida se esquivó al brazo.

El arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, se recupera luego de la mordida de un perro aparentemente de la raza pitbull, confirmó el sacerdote Felipe Ruiz Pérez, responsable de la Casa Sacerdotal Juan Pablo II.

Al mismo tiempo, dio detalles del suceso y explicó que el perro iba directamente a la cara de monseñor, pero gracias a sus maniobras se cubrió y fue así que el animal mordió el brazo.

“Llegó, bajó de la camioneta con su acompañante, el perro por infortunio estaba suelto, es un perro grande, no conozco la raza, vino así directamente encima, él se quiso tapar como protegerse la cara, porque venía directo a la cara, se tapó; por eso la mordida fue acá (señalando el brazo)”, detalló.

El sacerdote dijo que fue solo un perro, pues cabe decir que circuló la información que habían sido dos, y que se trató de un descuido del lugar “porque los perros deben estar sueltos de noche y amarrados de día”.

Agregó que de inmediato, el arzobispo fue socorrido por personas que se encontraban en el lugar y llevado al Sanatorio Muñoa para la respectiva valoración médica.

“Estuvo en reposo algunos días, pero ya está fuera de peligro, ya no está en reposo, ya está en sus actividades cotidianas, con los cuidados médicos necesarios”, mencionó.

Anuncios

Deja un comentario