Luego de tener un día pesado por las jornadas de limpieza y talacha al interior de El Amate, Alfonso Eduardo de León Sierra, de 24 años, tuvo que hacer vigilancia pero por lo pesado del día se quedó dormido. Esa acción le costó golpes y sangre, al grado de dejarlo incosiente.

Con lágrimas en los ojos, su padre, el señor Alfonso de León Nepomuceno, denunció los actos de maltrato que ha sufrido su hijo internado en la prisión por el delito de despojo, de parte de grupos que controlan el penal.

Por lo mal de situación médica y al no contar con lo necesario en el área de urgencias del penal, fue trasladado al Hospital General Gilberto Gómez Maza, y ahora está a la espera de poder ser intervenido quirurjicamente.

Sobre la situación jurídica de su hijo, pide que se aplique el Estado de Derecho, pues asegura que fue detenido por el despojo de tierras pero en realidad quienes son culpables son los líderes que invaden predios.

“Mi hijo nada tenía que ver, fue a ayudar a una amiga cuando estaban desalojando el predio Jiménez Pablo en Tuxtla en abril, lo detuvieron con otras 25 personas, los culpables ahí son los lideres de la Mocri”

Teme por las represalias luego de la denuncia, por la integridad de su hijo, pues luego de la golpiza asegura que está muy mal, “si usted lo viera”, se lamenta.

Anuncios

Deja un comentario