Merry apenas tiene un año con cinco meses de nacida; a su escasa edad, ha visitado un sinfín de veces el Hospital de Especialidades Pediátricas por diversas enfermedades que la atacan, principalmente por el Síndrome de West.

Su madre, Fabiola Montejo Díaz, refiere que constantemente sufre de ataques epilécticos difíciles de controlar y por su falta de movilidad, acaban de requerirle una silla de ruedas con sujetadores; sin embargo, por la condición económica, es poco accesible a sus posibilidades.

En esta ocasión, Merry está en el HEP desde el 5 de junio pero no por el Síndrome de West, esta vez por una neumonía que a su vez derivó en que una cánula se contaminara por una bacteria y es por ello que sigue internada.

La niña no se puede sostener por sí sola, por si fuera poco sufre de traqueotomía y es así que cada visita al hospital, requiere estar internada hasta 25 días.

Su madre refiere que Merry cuando cumplió un año, el pasado 16 de enero, fue justamente en el nosocomio, internada por los males que padece.

Las dificultades para la familia empezaron apenas con 20 días de haber nacido, desde ese entonces todo el tiempo ha estado en cama; fue cuando cumplió ocho meses cuando le detectaron también su problema pulmonar.

Actualmente está internada, derivado de la falta de estudios no se sabe bien a bien si escucha y si ve, lo cierto es que Merry está postrada en cama y ahora necesita de esa silla de ruedas, que si gusta apoyarla, puede comunicarse al teléfono 9611431620.

Anuncios

Deja un comentario