Con el respaldo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), personal que labora en la Escuela Secundaria Moisés Sáenz Garza (MOSAGA) impidió el retorno de 43 docentes y administrativos que estaban ausentes por medidas emitidas por Protección Civil.

Este 13 de mayo, bajo el acompañamiento de las autoridades educativas y de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), se plantaron afuera de la secundaria sin tener resultados positivos.

El director encargado Édgar González Gutiérrez explicó que las 43 personas, entre docentes, director, subdirectora matutina, docentes, administrativos, intendentes, trabajadora social y contralor, tomaron la decisión de autodesplazarse luego de que Protección Civil determinara que la infraestructura presentaba severos riesgos, que vino a agudizarse con el terremoto de septiembre de 2017.

Posterior a ello, la Sociedad de Padres de Familia logró que se realizaran mejoras a la escuela y como respuesta a ello, en el último dictamen de enero de este año, hubo resultados positivos al declarar la infraestructura como apta para dar clases.

Sin embargo, las 43 personas están impedidas a regresar e incluso los timan de “charros”. Las expresiones de violencia han llegado al grado de que si entran, serán rapados, según trasciende entre los manifestantes.

Ante ello, el director encargado indicó que tienen el derecho de regresar porque son trabajadores de base y además, cuentan con el respaldo de padres de familia, que en votación secreta, 92 se pronunciaron por el regreso y 70 en contra.

Hasta el momento la situación es de desconcierto porque las autoridades educativas y la CEDH no lograron mediar en este conflicto que tiene a la niñez de la secundaria sin una adecuada educación.

Anuncios

Deja un comentario