Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 3 Mayo.- El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), afirmó que a casi seis meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador “se ha intensificado la estrategia contrainsurgente en contra de los pueblos originarios, bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)”.

En un comunicado, el organismo sostiene que “desde diciembre de 2018, el Estado mexicano incrementó la militarización en los territorios en los que habitan bases de apoyo del EZLN, “especialmente en la región de la Selva Lacandona, como parte de la continuación de la estrategia contrainsurgente para erosionar proyectos de autonomía en Chiapas”.

Dijo que “a 5 años de la impune ejecución extrajudicial de José Luis Solís López, maestro Galeano, durante una agresión al proyecto autónomo zapatista, en la comunidad de La Realidad, el Estado mexicano reafirma su apuesta por la guerra en una región en la que pueblos originarios construyen vida digna”.

El Frayba señaló que a través de la documentación que realizan las Brigadas Civiles de Observación (BriCO), “registró que desde fines del 2018, se duplicó el número de incursiones del Ejército mexicano a la sede de la Junta de Buen Gobierno (JBG) Hacia la Esperanza, en el Caracol de La Realidad, municipio oficial de Las Margaritas)”.

“Las BriCo observaron 19 patrullajes terrestres, (con soldados armados con metralletas) y 5 sobrevuelos desde helicópteros, de enero a abril de 2019”.

Para el organismo fundado por el obispo Samuel Ruiz García, “es preocupante la regularización de los sobrevuelos a las comunidades y el aumento de los movimientos militares en el último mes”.

Señala que “las incursiones militares constituyen actos de intimidación y hostigamiento en contra de los pueblos originarios zapatistas en resistencia; significan una agresión a su derecho a la autonomía y representan un riesgo a la vida, integridad y seguridad de toda la población”.

De acuerdo a los reportes de los observadores “los vehículos militares pasan muchas veces a alta velocidad por las comunidades, sin preocuparse de personas, niñas y niños o animales en el camino”.

Además, en lo que va del presente año, el Frayba registró dos actos de espionaje en contra de las BriCo, en el campamento de observación internacional ubicado en La Realidad, lo que “vulnera la integridad y seguridad personal de quienes realizan monitoreo de violaciones de derechos humanos en la región y cuya labor se fundamenta en la Declaración Sobre el Derecho y el Deber de los Individuos, los Grupos y las Instituciones de Promover y Proteger los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales Universalmente Reconocidas, de la Organización de Las Naciones Unidas”.

El Frayba refiere que “el 2 de mayo 2014, durante la misma acción donde fue ejecutado extrajudicialmente José Luis Solís López, por integrantes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos- Histórica destruyeron la escuela y la clínica autónomas, además de que amenazaron con desmantelar el Caracol Madre de los Caracoles del Mar de Nuestros Sueños”.

“El hecho fue un pretexto para que la Secretaría de Defensa Nacional intensificara la militarización, lo cual fue señalado por el Frayba como un acto de intimidación, en vez de buscar justicia y medidas de solución al conflicto de manera civil y pacífica”.

Por ello, hizo un llamado a la solidaridad nacional e internacional a “fortalecer el camino de la paz y el respeto a los derechos humanos ante el riesgo de una nueva ofensiva militar a los territorios zapatistas”.

Anuncios

Deja un comentario