Anahí Arriaga vence las barreras de género en Chiapas

Anahí Arriaga Cancino, es una mujer de 30 años que ha dejado a un lado los estereotipos y con empeño y pasión se ha desarrollado en el ámbito profesional, convirtiéndose en una de las ingenieras en energía más destacadas de Chiapas.

La oriunda de Tuxtla Gutiérrez es egresada de la Universidad Politécnica (UP), de Chiapas, una institución que no solo le dio bases académicas, sino que le inculcó el hambre por crecer profesionalmente.

“Realicé una maestría en materiales poliméricos en el Centro de Investigación Científica en Yucatán, la maestría tenía una beca Conacyt por lo que tenía que mantener un promedio y la verdad es que el nivel académico de Yucatán es muy alto, pero gracias a la preparación y al esfuerzo terminé en tiempo y forma y además me gané la beca de titulación”, comentó.

La ingeniera mencionó que su preparación en la Universidad Politécnica fue clave para que en la maestría fuera de las mejores estudiantes.

“Gracias a los estudios de la UP pude conseguir la beca Conacyt, porque en el proceso de selección participamos más de 600 personas y al final solo quedamos 18, además que conforme iba avanzando en la maestría me di cuenta que tuve una gran preparación en la universidad”, aseguró.

En lo que refiere a las barreras de género que existen en el ámbito de las ingenierías, la chiapaneca comentó que se ha enfrentado a grandes retos, pero al final su ímpetu y dedicación han sido importantes para destacar académicamente y profesionalmente.

“Trascender es complicado para todos, pero al ser mujer es más debido a que el ambiente y la industria está enfocada a los hombres, en la actualidad solo el 12% de mujeres está en el sector de ingeniería y en la industria el porcentaje es menor. Creo que las que nos dedicamos a esto tomamos un poco de masculinidad por el convivio diario, quizás endurecemos la parte femenina no solo para mezclarte con los hombres, sino para lograr ser aceptadas”, indicó.

Actualmente, Anahí Arriaga es coordinadora en el área de ingenierías y la licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad del Valle de México (UVM), gracias a su excelente desempeño el año pasado ganó un viaje a Alemania para llevar un curso de Industrias 4.0 “Mis estudios me han servido no solo para impartir catedra, sino que ahora tengo las capacidades para la toma de decisiones, pero repito esto es también por el gran nivel académico que me dio la UP, tuve muy buenos mentores”, concluyó Arriaga Cancino.

Anuncios