Gabriela Coutiño

Tecún Umán, Guatemala 17 Ene.- Unos mil 700 migrantes de nacionalidad hondureña y salvadoreña, integrantes de una nueva caravana aceptaron el ofrecimiento del gobierno de México de otorgar tarjetas de “visitante por razones humanitarias” por lo que iniciaron su ingreso de manera “ordenada y segura”, a través de la aduana.

Los centroamericanos que se concentraron en la ciudad fronteriza de Tecún Umán, llegaron hasta el puente internacional Rodolfo Robles, donde en octubre pasado irrumpieron para ingresar a territorio mexicano, para formar dos filas y ingresar de manera legal al país.

“El gobierno de México ha decidido darles una tarjeta de visitante por razones humanitarias a todas las personas que ingresen de manera documentada”, dijo en el parque de Tecún Umán, Héctor Hugo Alemán Pacheco, funcionario de la dirección de resoluciones migratorias del Instituto Nacional de Migración.

El anunció provocó aplausos de los migrantes que corearon: “obrador, obrador, obrador”, en alusión al presidente de México.

Este medio día comenzaron a ingresar de manera legal por la aduana unos 200 migrantes. A diferencia de cuando arribaron en octubre pasado numerosas caravanas colocó cientos de policías, en ese ocasión las instalaciones operan con normalidad, y los vehículos y personas que cruzan entre México y Guatemala lo hacen sin contratiempos.

El funcionario de migración explicó que “el ingreso a México tendrá que ser a través de estas instalaciones para que lo puedan hacer de forma ordenada y segura para proteger a los niños, niñas y adultos mayores; para que no se generen empujones ni conatos de violencia. Hay que cuidarnos entre todos nosotros para que esto sea de forma segura y ordenada”.

Dijo que el trámite que tarda normalmente 30 días, en esta ocasión tendrán una atención expedita y la tarjeta será expedida por cinco días.

Con ese documento, los migrantes podrán transitar por territorio mexicano y acceder a servicios públicos y de empleo.

Rechazan la presencia de migrantes en Suchiate

Luego de que el gobierno informó que habilitaría como albergue el estadio Plan Alemán para alojar a la nueva caravana migrante, padres de familia y maestros de la Escuela Secundaria José Vasconcelos Calderón que se encuentra a un lado, protestaron frente a la presidencia municipal, exigiendo que no se instale el refugio.

Los suchiatenses quieren que los migrantes centroamericanos se regresen a sus países de origen, porque causan “inseguridad”; afirmaron que muchos de los hondureños son delincuentes, y que en la pasada caravana se drogaban por las calles del poblado.

El grupo de inconformes criticó que el Gobierno proporcione apoyo a extranjeros, “Si tanto los quieren, pues que se los lleven, pero que ya no los queremos, por favor, piensen en los niños”.

El Instituto Nacional de Migración, pidió a los migrantes que iniciaron el ingreso a territorio mexicano de manera documentada, regresar al parque de Tecún Umán, porque hasta ahora no ha sido habilitado el albergue por las autoridades. “En cinco días con el brazalete que se les va a proporcionar, pueden regresar ya para ingresar a territorio mexicano”, indicó el funcionario del INM.

More

1 COMENTARIO

Deja un comentario