Cumple protesta en Amatán una semana con el edil electo de Morena

1

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 23 Agos.- Al cumplirse una semana de mantener una jornada de protestas y bloqueados los accesos a la cabecera municipal de Amatán para impedir que el alcalde electo, Manuel de Jesús Carpio Mayorga del partido Morena asuma el 1 de octubre, y se nombre un concejo municipal, persisten los riesgos de enfrentamientos violentos, porque “la gente está indignada y no ha sido escuchada en sus demandas de justicia”, advirtió el párroco de la localidad, José Domínguez Domínguez.

El sacerdote de la iglesia San Lorenzo Mártir pidió al gobierno del estado que “con seriedad asuma la situación política social del municipio”.

“En mi condición de sacerdote, si no viera el sufrimiento del pueblo que está siendo destrozado, no me pongo la sotana para caminar con la gente, incluso hasta arriesgo mi vida, pero bien vale la pena luchar por el bien y la justicia abandonado por los servicios básicos y contra la imposición de una familia que ha mantenido el poder local”.

En conferencia de prensa de prensa acompañando a los pobladores inconformes, el párroco pidió al Gobierno del estado la aplicación de la ley, así como se restituyan los derechos de la mayoría de los habitantes que denunció fraude electoral para imponer a Manuel de Jesús Carpio Mayorga de la coalición Juntos haremos Historia, quien ha gobernado el poblado desde hace 12 años junto con su hermano Wilbert.

“No es moral, ni ético, ni profesional que la familia Carpio Mayorga se prolongue en el poder municipal por mas de nueve años, y ahora pretenda gobernar tres años más; desde ahí se puede ver la corrupción que está reinando, y el descontento de la población que no está tranquila. Ese es el miedo, que se rompa totalmente la paz”, dijo el religioso.

Mi miedo agregó el sacerdote, es que la voz del pueblo no sea escuchada, porque podrían sobrevenir consecuencias muy graves; que la autoridad no espere que se registren muertes para actuar después, no sirve llorar luego, es mejor vivir en paz pero que se escuche a la mayoría de Amatán.

Por su parte, José Juárez Gallegos, presidente del barrio Guadalupe, informó que en las protestas participan alrededor de cuatro mil personas, las que están controlando el plantón en el centro y mantiene cerrada la presidencia municipal, además bloquean las tres entradas al poblado en resistencia contra las arbitrariedades del “clan político”, Carpio Mayorga.

Señaló que la mayoría del pueblo está cansado de esa familia, por lo que piden un Concejo municipal. Indicó que han acudido a la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, después que el Tribunal Electoral local ratificó la constancia de mayoría y validez a Manuel de Jesús Carpio, cuyo triunfo fue impugnado por las diversas irregularidades electorales cometidas el día de la elección.

Los pobladores denunciaron que la familia Carpio Mayorga, tienen la protección de personas armadas que operan en el lugar y en comunidades del municipio, “intimidan a a gente, para que nos quedemos callados”.

Señalaron que la situación de Amatán, no ha tenido la atención urgente del Secretario General de Gobierno, ni del Fiscal General del Estado. “Ellos han dicho que tomarán cartas en el asunto, que trataran que hacer algo, pero en realidad no han resuelto nada; sus respuestas han sido firmas de minutas y reuniones sin resultados.

Los hermanos Carpio Mayorga han gobernado por nueve años el municipio de Amatán. A partir del 1 de octubre Manuel de Jesús asumirá el cargo por tercera ocasión; la primera vez fue alcalde por el PRI, luego por el PAN, y ahora lo será por Morena; mientras su hermano gobernó por el Partido Verde.

En la conferencia de prensa, estuvieron el comisariato ejidal, Carlos Domínguez,, Toribio Castellanos, representante del Barrio San José; Alejandro Gómez Villegas, del Barrio Santuario, y Celso López del Movimiento Campesino Regional Independiente, Coordinadora Nacional Plan de Ayala.

Anuncios