Denuncian bases zapatistas sobrevuelos de helicópteros del Ejército en su territorio

El Ejército Mexicano está realizando sobrevuelos con helicópteros en territorio de bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 30 Junio.- El Ejército Mexicano está realizando sobrevuelos con helicópteros en territorio de bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), asentadas en la Selva Lacandona, denunció el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el concejo Indígena de Gobierno (CIG) en un comunicado.

El CNI y el CIG señalaron que “la agresión cobarde se suma a la difusión de información falsa difundida el pasado 26 de junio en medios de comunicación de paga, en los que se publicaron imágenes de supuestos representantes de 23 Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (Marez) respaldando la candidatura del cacique Roberto Albores (Gleason), candidato priísta” al gobernador de Chiapas.

Aclaran que “de manera mentirosa la clase política recurrió a personas encapuchadas que se hacen pasar por representantes de los Marez, a través de la organización llamada Unión Regional de Ejidos Marginados en el Estado (UREME)”, para apoyar la candidatura del priista.

Aclararon que esa organización no es ni ha sido parte del CNI, ni es representante de los caracoles zapatistas, “por lo que desconocemos cualquier aseveración o posición política que puedan tener frente a la fiesta de los poderosos que son las elecciones partidistas capitalistas.

“El CNI y las bases de apoyo del EZLN hemos dicho sin descanso y de forma clara nuestro pensamiento, en el no cabe la política capitalista. No apoyamos a ningún partido o candidato porque nuestra lucha es por la vida y no por el poder podrido que tienen los malos gobiernos para la destrucción de los de abajo y de la madre tierra”.

Por otro lado, el CNI y CIG denuncian que existe una “militarización de regiones enteras del país con el pretexto de cuidar el proceso electoral”, por lo que exigieron “respeto a la decisión de la comunidad wixarika de San Sebastián Teponahuaxtlan, en Jalisco, de no permitir el proceso electoral en su territorio”.

También condenan “enérgicamente, las agresiones del mal gobierno con el fin de intentar instalar casillas para las elecciones del próximo primero de julio en municipios y comunidades indígenas que han decidido expulsar a los partidos políticos y los procesos electorales de sus territorios como es el caso de Tila, en Chiapas, o Nahuatzen en la meseta Purepecha de Michoacán”.

La mentira y la guerra con la que pretenden dividir a nuestros pueblos, pues para nosotros lo verdaderamente importante es la lucha por la vida, y no la muerte que trae y traerán los malos gobiernos, sean del partido que sean”, puntualizaron.

El pasado viernes, indígenas tzeltales de la cañada de Amador Hernández en el municipio de Ocosingo denunciaron el acoso militar con sobrecuellos por parte de la Marina Armada de México y la Fuerza Aérea, lo que atemorizó a los pobladores.

Anuncios