Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 14 Junio.- Al cumplirse 11 días de plantón y paro indefinido de labores, el Gobierno del estado y el magisterio chiapaneco se sentaron en una mesa de diálogo, en la que se cuentan con la presencia de funcionarios de la Secretaria de Gobernación y de la Secretaría de Educación.

Luego de aceptar abrir el diálogo con las autoridades estatales, los maestros y maestras de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), como “medida de cobertura” iniciaron bloqueos en las plazas comerciales, Crystal, Sol y Sams poniente.

Asimismo tomaron las casetas de cobro de las carreteras de cuotas Tuxtla Gutiérrez- San Cristóbal de las Casas y y de Ocuilapa – Ocozocoautla, donde solicitaron cooperaciones voluntarias para solventar su movimiento y repartieron volantes informativos a automovilistas y transporte público.

Dirigentes de la CNTE informaron que aceptaron iniciar un diálogo con el gobierno estatal, para insistir que las autoridades locales coadyuven para impulsar la apertura de una mesa nacional de negociaciones con el gobierno federal.

La demanda principal de la Coordinadora es la abrogación de la Reforma Educativa, la reinstalación de 600 profesores cesados como consecuencia de la reforma, la reconstrucción de escuelas dañadas por el terremoto del 7 de septiembre, el pago de sueldos retenidos a maestros interinos, entre otras.

Mil 500 empresas afectadas por el plantón de maestros: CCE

Por su parte, David Zamora, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), informó que el plantón que mantienen maestros y maestras en el primer cuadro de la ciudad afecta a mil 500 comercios establecidos, los que en los últimos 11 días ha resentido bajas en sus ventas hasta en un 80 por ciento.

Luego de condenar las protestas de los maestros en gasolineras y centros comerciales, el dirigente empresarial pidió al magisterio no tomarlos de rehenes.

“El producto es propiedad de las empresas, no de PEMEX, y los combustibles han sido previamente pagados por las empresas afectadas”, indicó el CCE en un comunicado.

David Zamora, reprobó que además que los ciudadanos participen en acciones donde los maestros regalan gasolina, “es robar algo que no les pertenece; el sector productivo exige tranquilidad, paz y orden social. La sociedad está cansada y harta de que el gobierno no haga valer la ley”, dijo.

Anuncios

Deja un comentario