A partir del 2 de marzo las cadenas de cine Cinemark y Cineplanet tendrán que permitir que sus clientes ingresen sus productos para consumirlos mientras disfrutan de sus películas favoritas.

Pero ojo esto solo aplica para Perú, por lo que si usted estaba pensando que podía ingresar a las salas de cine mexicanas con pozol, manguito verde, chicharrón o una buena torta está totalmente equivocado.

Y es que en nuestro país la industria del cine tiene mayores ventas en la comida que con las entradas a las películas. De hecho, se estima que los complejos tienen ingresos de hasta un 60 % en la dulcería, con productos que llegan a ser hasta 300 % más caros que en un establecimiento normal.

Si usted desea invitar a su pareja al cine después de las 6:00 de la tarde tendría que pagar tan solo de entradas 126 pesos, sin embargo este monto baja a 76 pesos si acude el día miércoles.

Si tiene antojo de unas palomitas y un refresco, el combo más económico oscila entre los 115 pesos, pero si desea agregarle hot dog, nachos y chocolates el costo está por arriba de los 235 pesos. El precio se incrementa si va a la zona de la cafetería y adquiere un baguette, crepas, capuchinos o frappes.

En Perú la situación a partir de marzo será distinta, pues gracias a una denuncia que presentó la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) ante el Indecopi , ahora los ciudadanos podrán llevar sus propios alimentos.

Así que ya lo sabe en Marzo en los cines mexicanos no se pueden ingresar los alimentos, al menos no a la vista porque dentro de la bolsa no falta quien logre ingresar un refresco, Sabritas o cualquier antojo que obviamente será más económico.

More

Deja un comentario