Presentan la séptima generación del sedan más buscado por mexicanos

Indiscutiblemente, por la relevancia que tiene en México, la nueva generación del Volkswagen Jetta es el debut más importante del Auto Show de Detroit 2018.

Por fin, después de un gran hermetismo, como hace mucho no lo veíamos, hace su aparición la séptima generación del Jetta, con una serie de innovaciones que le permiten evolucionar en todos los aspectos.

Apariencia moderna y atractiva

El Jetta Mk7 no sólo luce más moderno que su antecesor, sino que también es más aerodinámico -mejora en 10 por ciento el coeficiente de arrastre-. Todo esto es gracias a que la carrocería obtiene grupos ópticos de LED y líneas más definidas en todos sus ángulos.

Si hemos de exaltar alguno de sus rasgos, podemos decir que donde existe una mayor progreso es en la caída de techo con influencias de coupé, es decir, ahora es mucho más inclinada. En general desde donde se le mire es posible ver la gran evolución, aunque claro sin caer en radicalismos como sucede en la mayoría de sus competidores.

Y es que si hay algo que caracteriza al Jetta y al resto de la gama de Volkswagen es que por mucho que la nueva generación de un paso adelante, en cuestión de diseño conserva esos rasgos característicos. Es por ello, que al día de hoy cualquiera de las generaciones de este sedán luzcan atractivas.

Aunque a simple vista pareciera que el Jetta 2019, construido sobre la plataforma MQB -Golf, Arteon, Tiguan- del Grupo Volkswagen, es mucho más largo que la sexta generación, la variación en longitud es minúscula. Siendo específicos estamos hablando que el Mk 7 es apenas 43 mm más extenso que el Mk 6. Respecto a la variación en la distancia entre ejes esta creció en 35 mm.

Además de tener más centímetros a lo largo y entre los ejes, y con ello ganar en espacio interior -la cajuela mantiene el volumen de 510 litros-, el Volkswagen Jetta ha dado un paso realmente importante en cuestión de peso. Por medio de una rigurosa dieta, la séptima generación se deshizo de aproximadamente 100 kilógramos. Una cifra más que considerable debido a que se trata de un sedán compacto.

Interior de categoría superior

Quien tampoco ha quedado atrás en esta reformación es el interior. No queremos sonar exagerados, pero en este primer acercamiento con el Jetta 2019, pudimos constatar que pareciera que estamos ante un vehículo de una gama superior. Junto al nuevo diseño del tablero, asientos y consola central, la calidad de los materiales sorprende gratamente.

Siguiendo los pasos del Tiguan, esta nueva generación adapta una pantalla táctil mucho más grande, con mejores gráficos y un renovado sistema de información y entretenimiento -incluye Bluetooth, interfaz de audio USB y Volkswagen Car-Net App-Connect con MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto-. Otra de las grandes evoluciones del nuevo Jetta la tenemos justo detrás del volante con un cuadro de instrumentos que dice adiós a las agujas analógicas para recibir una display -10.2 pulgadas- que despliega toda la información de manera digital.

Generación turbocargada

Donde también existe un progreso es el desempeño. Junto con la perdida de peso, el nuevo Jetta por fin es despojado del motor de 2.5 litros de cinco cilindros y el 2.0 litros de aspiración normal para incluir el cuatro cilindros turbo de 1.4 litros fabricante de 150 hp a 5,000 rpm y 184 libras-pie a partir de 1,500 rpm. Frente al 2.0 litros gana 35 hp y 59 libras-pie, mientras que contra el 2.5 litros tiene 20 hp menos, sin embargo, supera el par motor en 7 libras-pie aun cuando tiene es 1.1 litros más pequeño. Al igual que en el Golf GTI, el 2.0 litros turbo queda reservado para la versión GLI que será presentada más adelante.

Este poder es encaminado por medio de una caja manual de seis velocidades, esto es una marcha más que la adoptada por la sexta generación. Para quienes gusten de los cambios automáticos está disponible la transmisión DSG de siete cambios que suple a la Tiptronic de seis relaciones. Cabe mencionar que para los demás mercados, los ingenieros de VW eligieron la Tiptronic de ocho velocidades.

Igualmente, el nuevo Jetta es más seguro gracias a que incluye control de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, frenado de emergencia autónomo, cámara de visión trasera, alerta de tráfico trasera, monitor de punto ciego, sistema de frenado post-colisión automático y encendido/apagado automático de los faros en carretera.

De no existir cambios en los planes de Volkswagen, la séptima generación del Jetta, que será producida de la misma manera que el Mk 6 en la planta de Puebla, estará a la venta en nuestro país a partir del próximo marzo.

Jetta 2019 llega con un precio base de 380,000 pesos.

Con información de Autocosmos

Anuncios